¿Da Dios segundas oportunidades?

s3d1

S03-D01

Me encantan las segundas oportunidades.

Imagino que es porque las he necesitado muchas veces en mi propia vida. Desde olvidar el cumpleaños de alguien querido a no estar pendiente de mis palabras ni del tono al “discutir” con mi esposo, o no tener la paciencia que necesitaba con una de mis hijas, estoy increíblemente agradecida por Lamentaciones 3:21-23.

Meto la pata todos los días.

Hace poco estaba en el juego de voleibol de una de mis hijas para animarla. Cuando iba a    servir, grité “¡Puedes hacerlo!” pero inmediatamente me di cuenta de que grité el nombre de otra de mis hijas que estaba sentada a mi lado. ¡Oh, cómo deseé una segunda oportunidad!

Yo necesito segundas oportunidades igual que las necesitaba Jonás.

Gracias a Dios, Él, en Su bondad y amor dio a Jonás una segunda oportunidad y Él hace lo  mismo con nosotras.

Esta vez Jonás no iba a volver a cometer el mismo error. Cuando se enfrentó a la decisión de obedecer a Dios o huir, Jonás decidió avanzar en la dirección correcta y dirigirse a Nínive.

Increíble cómo una tormenta y tres días en la barriga de un pez pueden hacerte cambiar la perspectiva.

Como Jonás, quizás necesitas una segunda oportunidad. Quizás Dios te llamó a un lugar diferente o a una tierra diferente y tu primera reacción fue correr en la dirección opuesta.

O quizás ahora mismo estás en medio de la tormenta, clamando a Dios que te perdone y te salve de la destrucción que tus propias decisiones han traído a tu vida.

No importa de qué manera has llegado a la tormenta, lo que importa es lo que harás después. Aprende de Jonás y clama a Dios. No todo está perdido. Hay algunas lecciones valiosas que puedes aprender en el proceso de volver a Dios. Recuerda que Él es el único que puede calmar la tormenta.

No importa dónde estabas yendo, lo que es importante es que vayas hacia Dios.

Vuélvete a Jesús.

Él es compasivo, perdona y limpia nuestra maldad (1 Juan 1:9)

Sus misericordias son nuevas cada mañana (Lamentaciones 3:22-23)

Es tardo para la ira y grande en misericordia (Salmo 145:8)

No dejes que las malas decisiones del pasado te impidan tomar buenas decisiones en el futuro. Sin importar tu pasado, Jesús puede hacer todas las cosas nuevas (Isaías 43:19).

Esto es el Evangelio. Jesús vino por pecadores como nosotros.

Vino por ti y por mí, por personas imperfectas que necesitan un Dios perfecto.

¿Qué estás esperando?

¡Ama a Dios Grandemente!

Angela

 

Desafío Semana 3: ¿A quién necesitas dar una segunda oportunidad en tu vida? Quizás a ti misma. Quizás a una vieja amiga. Quizás incluso a Dios. La vida es complicada. Todas cometemos errores. No dejes que tu pasado dicte tu futuro. Como Jonás, clama a Dios y deja que te dé una segunda oportunidad.

 

Plan de lectura semana 3 –

s3

 

Versículo para memorizar semana 3 –

s3

 

Advertisements

One Reply to “¿Da Dios segundas oportunidades?”

  1. GRACIAS, recibir sus mensajes es un gran regalo, necesitaba leer esto, gracias, gracias, gracias.
    GRACIAS DIOS POR TODO ESTO!!! Bendice a todas estas mujeres que hacen posible esto. Amén.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.