Amor Implacable

W3D3

WK 03-03

“Si esperas que te diga que te amo, te quedarás esperando para siempre”.

Cuando escuché por primera vez estas palabras, recuerdo haber respirado con fuerza, como si mi cuerpo juvenil no pudiera absorber completamente la fuerza y ​​el impacto del golpe. Esas palabras perforaron mi alma, escindiéndome con un feroz ataque de la chica que yo creía que era y el amor maternal que creía tener. Mi corazón estalló en un millón de pedazos. Mi espíritu fue aplastado. La roca en la que había construido mi sentido del yo se derrumbó a mi alrededor. Las palabras me quemaron el cerebro. En ese momento, fui tildada para siempre de “no amada”.

Incluso décadas después, aún puedo repetir esas mismas palabras una y otra vez, con una descripción precisa de cada detalle hasta la fracción de segundo que las escuché. Estoy sorprendida por el poder que todavía tienen. Inmediatamente puedo volver a la pequeña niña que fue físicamente sacudida por el aguijón del rechazo.

Incluso cuando no estoy pensando conscientemente en ello, esa vieja melodía familiar se mezcla suavemente en el fondo de mi vida. Las palabras se agitan y fluyen como música instrumental de ascensor: “No eres digna de ser amada ni de sentir amor”. “La mentira resuena tan clara y tan fuerte.

“Pero Dios demuestra su propio amor hacia nosotros, en que cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.” – Romanos 5: 8

Cuando Dios juntó todas mis piezas rotas y me hizo de nuevo, me pregunté qué haría con este montón de dolor, rechazo e indignidad que se aferraban a mí como una vieja sábana sacada de la secadora.

¿Cómo me amaría Dios en medio de este lío? Verán, sabía que Dios amó tanto al “mundo” y, por extensión, eso también me refería a mí. Creí que Dios me amaba… por defecto. Dios se vio obligado a amarme, porque tenía que cumplir Su promesa. Dios me toleraba, porque yo era una pequeña e insignificante parte del mundo que Él quería que fuera salvado. La mentira había crecido como una bola de nieve y se había vuelto mucho más ruidosa, y tan fuerte que ahora había contaminado mi salvación.

Sin embargo, las mentiras no pueden resistir la Verdad de Dios. Con muchas y muchas oraciones y muchísimos ayudantes enviados por Dios, Dios derramó en mí un profundo hambre y sed de Su Amor y de Su Palabra. Me tomó mucho tiempo entender que cuando las mentiras se vuelven ruidosas, la verdad de Dios debe hacer eco más fuerte.

En mi opinión, el amor era un concepto muy abstracto que dependía de lo que estaba sintiendo y experimentando. Creía que el amor de Dios por mí variaba día a día e incluso de un momento a otro.

 

Sin embargo, la verdad es que el amor de Dios no es abstracto en absoluto. El amor de Dios aparece como una persona: Jesús. Jesús es amor. El amor de Jesús es exactamente como Él es… íntimo, personal, todopoderoso, inmutable, constante y absolutamente confiable. Jesús no solo murió por el mundo. Él murió por mí… individualmente. Murió por todas las partes desordenadas, rotas y rechazadas de mí. Jesús me ama ferozmente tal como soy, y no hay nada que pueda hacer al respecto.

Si Dios está completamente comprometido a amarme con Su amor implacable e infalible, ¿cuán comprometido estoy con creer que poseo Su amor?

“Sin embargo, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó. Porque estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni los poderes, ni las cosas presentes ni las cosas por venir, ni la altura, ni la profundidad, ni ninguna otra cosa creada, podrán separarnos del amor de Dios que está en nosotros. Cristo Jesús nuestro Señor”- Romanos 8: 37-39

Desearía poder decir que raramente escucho esa vieja melodía familiar de rechazo o que ya no lucho con las voces de indignidad. Lucho, pero ahora sé qué hacer. Grito Su Palabra en voz alta a mi corazón roto hasta que la mentira se silencia y solo la Verdad perdura.

Aquí está la verdad. Jesús fue molido por MI iniquidad, Su cuerpo fue quebrantado por MÍ. Él sacrificó todo por MÍ, porque yo lo valgo todo para Él. ¡Jesús me ama con un amor inquebrantable, inamovible, inflexible e interminable! Su amor por mí nunca ha sido una obligación. Él me persiguió y ME elige día tras día por toda la eternidad. No hay nada que pueda hacer para hacer que Dios me ame más de lo que ya me ama. No hay nada que pueda hacer para que Dios me ame menos de lo que ya me ama.

Lucho diariamente para caminar con valentía, confianza y seguridad en el amor y el perdón de Dios. Lucho, porque cuando realmente sé que Dios me ama, ya no estoy desesperada por que los demás me amen. El amor implacable de Dios hacia mí da forma a la manera en que vivo y a la manera en que amo.

En esos días cuando olvido que soy amada, corro hacia las preciosas páginas de Su Palabra Viviente para encontrar la prueba. Allí, me encuentro. Allí, siempre me recuerdan que soy completamente conocida, totalmente aceptada y profundamente amada.

¿En qué circunstancias sientes la tentación de dudar del amor implacable de Dios por ti?

¿Cómo podemos orar por ti mientras combates las mentiras de duda, indignidad y rechazo?

Paz y gracia para ti,

Terria

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Advertisements

5 Replies to “Amor Implacable”

  1. necesito que Dios llene mis vacios, batallo, con e desanimo y el rechazo

    ________________________________
    De: Ama a Dios Grandemente
    Enviado: miércoles, 11 de julio de 2018 12:18:14 a. m.
    Para: princesa_dios03@hotmail.com
    Asunto: [New post] Amor Implacable

    Edurne posted: ” “Si esperas que te diga que te amo, te quedarás esperando para siempre”. Cuando escuché por primera vez estas palabras, recuerdo haber respirado con fuerza, como si mi cuerpo juvenil no pudiera absorber completamente la fuerza y ​​el impacto del golp”

  2. En una ocasión dude del amor de Dios, cuando mi abuela estaba muy mal de una hernia en la espada, le dolía tanto que no lo soportaba y comenzaba a llorar como un bebe, al verla asi me desesperaba y le preguntaba a Dios porque permitía que sucediera eso. Luego de su muerte, Me di cuenta que si el la ama, porque mientras los doctores decían que iba a morir, el le Dios 15 años para que asi yo la pueda conocer. Y por su gracia Ella fue salva.

    En algunas ocasiones me cuestiono, y mi mente comienza a tirar voces con mentiras, como Quien eres?, No eres merecedora de El?, En ese momento me miro al espejo y digo: YO SOY SU HIJA AMADA.

    Dios les bendiga en gran manera.
    Addys De la rosa

  3. Terria y Joanna bendigo sus visas. Qué profundo y revelador este blog. Muchas bendiciones y éxito en Jesús.
    Nahelis

  4. Hola buenas tardes Dios le Bendiga me encantó este post por que a decir verdad me sentí muy identificada con la publicación muchas veces vienen a mi cabeza esas mismas mentiras y me hacen dudar, caer y hasta apartarme de Dios la verdad no quiero seguir así necesito vencer esas mentiras de mi cabeza.

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

  5. AMEN Y AMEN! Me identifico con tu testimonio, no tuve un padre terrenal que me amara, pero hoy tengo el mejor Padre que puede existir y que me ama INCONDICIONALMENTE: mi PADRE CELESTIAL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.