Dios de Fortaleza

 

W03-05

 

Soy la campeona de la preocupación. Desde mi infancia, me preguntaba siempre “¿que pasaría si…?”. Pero puedo decirte que, por la Gracia de Dios, he aprendido a superarlo en su mayoría. La tentación de atemorizarme y estar preocupada es una batalla constante para muchas de nosotras y probablemente hasta el retorno de Cristo o que vayamos junto a Él.

Una cosa si es cierta, cuando este monstruo asome su fea cabeza, debemos estar dispuestas a acabar con él. Esto lo conseguimos equipándonos con la verdad que proviene de la Palabra de Dios. La verdad de la naturaleza de Dios, lo que Él es capaz de hacer, lo que nos ha prometido y el sacrificio de nuestro Redentor. Todas esas cosas comienzan a ahogar a esa bestia que nos roba el sueño, que nos anuda el estómago o que nos llena de pensamientos inexplicables.

El libro de Salmos es un lugar maravilloso para ir cuando nos sentimos asustadas o demasiado cansadas. Una y otra vez vemos como David y otros escritores derraman sus temores y preocupaciones y llegan a la única conclusión suficiente de que ellos tienen al Señor y no hay razón para temer.

Una de las razones por las cuales no debemos dejarnos llevar por las preocupaciones es porque Dios es nuestra fortaleza.Charles Spurgeon una vez dijo que si el Dios Omnipotente es quien nos cuida no hay razón para temer. ¿Que puede venir a tu vida que Él no pueda superar?. Para ayudarnos a seguir Adelante debemos recordar que Dios es nuestra fortaleza.

 

Dios es nuestra Fortaleza porque Él derrota a nuestros enemigos.

 

Dios sabe que somos débiles, y como el viento algunas veces muy fácil  nos  dejamos llevar. No tenemos la fuerza de derrotar a nuestros enemigos porque ellos son poderosos y nos cansamos fácilmente. Pero nuestro Dios tiene la Fortaleza que sobrepasa la tentación más grande y derrota al enemigo más aterrador, incluso esos temores que llegan a ser demasiado abrumadores.

 

El Señor nos prometió ayudarnos y destruir a nuestros enemigos.

 

Y por tu misericordia disiparás a mis enemigos,
Y destruirás a todos los adversarios de mi alma,
Porque yo soy tu siervo.
Salmo 143:12

 

A cambio de permitir que el temor y la preocupación nos abrume o nos paralice, debemos acampar en la presencia de nuestro Señor y descansar en la verdad de que Su fuerza no tiene comparación posible y que trabaja a nuestro favor.

 

Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

Ex. 14:14

 

 

Dios es nuestra Fortaleza porque Él nunca se cansa

 

El Señor nunca falla en lo que Él quiere hacer (Job 42:2; Is. 43:13; 2 Cron. 20:6). Él nunca se cansa y Su Fortaleza por el contrario de la nuestra nunca se termina.

 

Hay ocasiones en las que sentimos que su Divina fuerza está lejos de nosotras, ¿verdad? O que no está “trabajando.” Pero yo creo que es en esos momentos en los que estamos confiando en nuestra fuerza y no en la de Dios. Quizás le hemos pedido ayuda, pero lo estamos hacienda por nuestra cuenta. Pero recuerda, Dios dice que Su poder se hace perfecto en nuestras debilidades. (2 Cor. 12:9).

 

La fortaleza de Dios protege nuestras almas para que ningún mal pueda llegar a ellas.  Te da la valentía para ponerte de pie delante de las aflicciones que vienen a ti. Es lo que te permite poner un pie delante del otro cuando estás en medio de una tormenta furiosa.

 

La fuerza de Dios te la determinación para no caer en la tentación y la habilidad para conquistarlas con seguridad. Y, es Su fuerza la que se toma tus pecados y los lanza a la parte más profunda del mar para nunca más condenarlos.

 

“Él es la fuerza de mi vida, no solo la protección de esa parte de mi vida que está expuesta, pero la fuerza que no me deja morir, es la fuerza de mi frágil y débil vida, es la fuerza que me impide desmayarme, hundirme o morir.” 

Charles Spurgeon

 

Mirando a Jesús,

Jen

 

 

 

Advertisements

4 Replies to “Dios de Fortaleza”

  1. Dios le bendiga Edurne. Excelente y poderosa palabra. Mil gracias. Que la gracia y favor de nuestro Señor Jesucristo sea contigo siempre.
    Att Iris Serrano

  2. “El Poder De Dios se Hace Perfecto en Mis Debilidades ..” (2 Corintios 12:9) Dios está con nosotras, en nuestros momentos débiles y de incertidumbre. Dios está Conmigo en estos momentos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.