La voluntad del Señor. 

S04-D01.jpg

Comencé a escribir este artículo dos días después de Navidad, en una fría mañana del Oeste de Texas, sentada en un lado de la autopista I-20. Acabábamos de terminar de prestar ayuda en dos accidente que habíamos visto.

Los versículos volvieron a sacudirme mientras me sentaba al lado de la cama de una amiga que está muriendo de cáncer a los 35.

El mañana no es una promesa. Esto es algo que sabemos, ¿cierto? Lo sabemos, pero a menudo no lo creemos hasta que sucede alguna tragedia. Hasta que esos camiones se voltean a cámara lenta ante nosotros. Hasta que alguien que amamos muere de manera inesperada. Hasta que algo incomprensible se hace realidad.

Para ser honesta, hay una parte de mí que deja que la ansiedad y el miedo se apoderen de mí al pensar en lo incierta que es la vida. Quiero ver a mis hijos crecer. Deseo pasar décadas con mi esposo. Me gusta planificar. Me gusta sentir que estoy en control.

Los versículos de hoy dicen, “Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.” Santiago 4:14

Esta es una idea que vemos repetidamente en la Escritura.

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?  Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. ” Mateo 6:25-34

No te jactes del día de mañana;
Porque no sabes qué dará de sí el día.

Proverbios 27:1

Santiago da estas instrucciones en el contexto de hombres de negoccios que planifican viajar y hacer dinero en otras ciudades. Pero no se trata de negocios, dinero o a muerte. Las palabras de Santiago hablan de la actitud de nuestras mentes y de la inclinación de nuestros corazones en este mundo.

Es arrogante y orgulloso (“maldad” según Santiago 4:16) asumir que estamos a cargo de escribir nuestras propias historias o asumier que conocemos el resultado. Necesitamos estructurar nuestras vidas y expectativas en reverencia y humilde obediencia a la soberanía de Dios.

Esta lección trata de creer de verdad que Dios está en control. Él cuenta nuestros días. Él decide cómo los detalles de nuestras vidas encajan en el plan para la humanidad. Y a pesar de mi reserva inicial y de la incertidumbre, hay algo que nos libera de esto. Yo no estoy en control – y eso es algo bueno. Yo me quedo dormida, quemo las tostadas y pierdo los nervios. Gracias a Dios que Él tiene todo bajo control cuando todo parece ser un desastre.

Esto no quiere decir que está mal hacer planes o hacer dinero.

Esto no quiere decir que está mal tener grandes aspiraciones o peticiones.

Esto no quiere decir que debemos dar cabida al azar.

Lo que significa es que deberíamos mantener la verdad de la soberanía de Dios en el centro de nuestro ser.

Si el Señor quiere. Si el Señor quiere. Si el Señor quiere.

Pablo nos demostró esto cuando dijo “Pero iré pronto a vosotros, si el Señor quiere” 1 Corintios 4:19 y en Hechos 18:21 “pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere“.

Estas palabras llegan a tiempo a mi vida al pensar en el comienzo de este nuevo año y todo lo que espero lograr. Oro para que me arrodille no solo literalmente, sino también de manera simbólica cuando haga planes y cuando hable.

Comprometámonos a fijar nuestras mentes y concentrarnos en la voluntad de Dios. Y acompñémonos unos a otros a los pies de la cruz en alabanza y humilde obediencia.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-7

Por la gracia de Dios voy. Y, si el Señor quiere, tendremos un montón de crecimiento y aventura ante nosotras este año.

Gracia y paz,

Sara

 

 

Desafío Semana 4: Sin esperar a mañana, ¿a quién necesitas ir hoy para decirle cuánto lo amas? En lugar de esperar al futuro, ¿qué cambios necesitas hacer para comenzar a vivir tu via para Dios en lugar de para ti mismo? No retrases tu obediencia a lo que Dios te está llamando a hacer…comienza hoy.

 

 

Plan de lectura semana 4 –

S4

Versículo para memorizar semana 4 –

S4

Advertisements

4 Replies to “La voluntad del Señor. ”

  1. Q hermoso es recibir tanta bendición a través de la lectura. Dios bendiga las vidas de quien escribe y comparte lo q Dios pone en sus corazones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.