Plantando la verdad en nuestros corazones

S02-D01

 

Cada jueves por la noche por 30 semanas, he pasado tres horas en una clase hablando sobre la familia con un grupo de mujeres y una consejera familiar y matrimonial. En una noche memorable, nuestra profesora se levantó y redefinió la palabra “ira” para mí:

“La ira es algo falso, una señal de otra emoción bajo la superficie. Usamos la ira para cubrir nuestra vergüenza, insuficiencia y dolor.”

¿En serio? Crecí en un hogar en el que los estallidos de ira eran la norma. Para hacerte oír, simplemente tenías que elevar la voz y hablar con más pasión. Así era como nos comunicábamos. Ahora, como adulta, necesito aprender de nuevo cómo tener una conversación sin convertirlo en una pelea verbal para tener un hogar en paz. Necesitaba sacar las raíces de amargura de mi corazón egoísta.

Lo que aprendí a través del consejo sabio combina perfectamente con las verdades compartidas en el libro de Santiago. La ira nunca es sana. Nunca ganaremos la guerra si usamos nuestras palabras como un arma.

El apóstol Santiago vivió en una época en la que los partidos opuestos tenían opiniones apasaionadas y ofreció ayuda práctica para ayudar a la iglesia primitiva sobre cómo resolver los conflictos. La manera del mundo de hacerlo es demandar lo nuestro, pero en este pasaje descubrimos la ecuación de Dios para una comunicación sana

  • Ser pronto para oír.

La implicación aquí es doble:

1 – Debemos tener un espíritu enseñable que se sujeta a la instrucción de la Palabra de Dios y obedece diligentemente. A medida que plantamos la Palabra de Dios en nuestros corazones egoístas, el fruto que resulta es mansedumbre. En lugar de demandar nuestros derechos, deberíamos poner las necesidades de otros ante nosotros con un corazón sumiso.

El corazón del entendido adquiere sabiduría;
Y el oído de los sabios busca la ciencia.

Proverbios 18:15

 

2. Deberíamos intentar comprender la posición de otros, antes que discutir por conseguir las cosas a nuestra manera. A menudo obviamos el dolor en las vidas de aquellos con los que estamos hablando porque no escuchamos sus palabras más allá de los gritos que salen de sus corazones heridos.

No toma placer el necio en la inteligencia,
Sino en que su corazón se descubra.

Proverbios 18:2

 

  • Ser tardo para hablar.

La pasión descontrolada crea una pobre comunicación. Es mejor escoger nuestras palabras con cuidado o no hablar en absoluto. El lugar de reaccionar y ofenderse, deberíamos responder en oración y extender gracia.

 

 

En las muchas palabras no falta pecado;
Mas el que refrena sus labios es prudente.

(Proverbios 10:19)

 

  • Ser lento para airarse.

Rehusar indignarnos, sino humildemente ofrecer nuestras heridas a Dios y dejar que Él pelee nuestras batallas.

Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte;
Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.
Proverbios 16:32

 

Santiago explica cómo debemos uitar las hierbas pecaminosas que ensucian el suelo de nuestro corazón. A medida que estudiamos la Palabra de Dios, una semilla de verdad es plantada en nuestras vidas. Cada vez que obedecemos lo que Dios dice, un hermoso fruto comienza a crecer. Si tienes una historia de ira en tu familia, como yo, la Palabra de Dios aplicada a tu corazón puede cambiar tu vida.

Podemos cambiar nuestra ira por justicia.

Cuidar de nustros corazones es trabajo duro, pero tiene mucho valor.

Guardando la fe,

 

Lyli

 

Desafío Semana 2: Esta semana, céntrate en ser “hacedora” de la Palabra de Dios. No solo leas Su Palabra, ¡vívela! Refrena tu lengua cuando quieras responder en ira, haz algo por la persona que necesita ayuda, extiende perdón aunque duela y sé generosa…con tu dinero, tu amor y tu tiempo. 

 

Plan  de lectura Semana 2 –

S2

 

Versículo para memorizar Semana 2 –

S2

 

Anuncios

One Reply to “Plantando la verdad en nuestros corazones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s