Semana 3 – Martes

S03D02

 

El Buen Pastor dio Su vida por las ovejas (Juan 10:11).  Él llevó nuestros pecados en Su cuerpo para darnos vida eterna.

Podríamos pensar que la tarea del pastor es sencilla, sin embargo en los tiempos bíblicos era sumamente difícil, pues el pastor tenía que proteger a las ovejas de leones y osos. El mismo David lo hizo con su rebaño en 1 Samuel 17:34-36.

Incluso la oveja podía ser llevada en los hombros del pastor si ésta se encontraba enferma. El buen pastor, Jesús, nos ofrece  consuelo y seguridad cuando nuestro corazón se encuentra cargado de dolencias, desanimo, etc.

Pedro nos dice que cuando estábamos descarriadas, Él nos hizo volver (1 Pedro 2:25), con Su cayado de amor. En la antigüedad el cayado era un instrumento que el pastor empleaba cuando sus ovejas pasaban por territorios escabrosos. ¿De qué forma te hizo mirarle?  Bueno, tal vez tu vida estaba  pasando por ese desierto lleno de dificultad. Las ovejas se pierden fácilmente cuando están lejos del territorio de Dios. Por ello es que debemos confiar plenamente en nuestro Salvador y en Su palabra para no perder ese sentido de dirección que nos llevaría con facilidad a la muerte.

Nuestro Buen Pastor nunca permitirá que nadie nos arrebate de Su mano, por ello debemos conocerlo y no ser una oveja débil o ignorante. Las ovejas son animales despistados e indefensos, por algo se nos compara con ellas. Porque lejos del Buen Pastor somos totalmente indefensas, nuestra única protección es la magnífica mano del pastor vigilante que ahuyenta lo que nosotros somos incapaces de ver.

El Buen Pastor fue capaz de restaurar nuestra vida, ahora le perteneces. ¡Es maravilloso! Si nos descarriamos, Él nos llama por nuestro nombre, y espera que le escuchemos para que esa comunión siga intacta.

Dios no promete que no pasaremos dificultad. Caminaremos por situaciones difíciles, estaremos al acecho de lobos listos para devorarnos. Pero aquella oveja que camina junto a su pastor está segura  porque el Buen Pastor Jesucristo esta allí, dirigiéndonos. Por supuesto, toda dificultad que pasemos en esta tierra será para nuestra madurez. Caminemos con nuestro Buen Pastor, dejemos la apatía, conozcamos Su Palabra. Porque todo lo que necesitamos para no descarriarnos esta allí, y tenemos un futuro glorioso a Su lado.

Al Único y sabio Dios

Jess Morgan

https://www.facebook.com/mujerdefuerza/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s