Semana 2 – Viernes

 

S02D05

Si pudieras traer a tu mente el más impresionante de los paisajes que hayas contemplado en tu vida, ¿cuál sería? Posiblemente un amanecer en la playa o una noche estrellada, montañas majestuosas, campos verdes. Lo que haya sido no se compara con la visión descrita por Juan en el pasaje de hoy.

 

Lo más interesante es que aquel bello registro de tu mente no existe más. Todo es nuevo en la visión del universo glorioso descrito en el pasaje.

 

A partir del versículo 4 se describen momentos dignos de la mayor celebración jamás conocida. No más sufrimiento, no más muerte, ni dolor; como al principio cuando Dios hizo todo bueno (Gn.1:31). Y si trazamos un hilo desde el Génesis al Apocalipsis podremos ver a Dios cumpliendo todas Sus promesas, dándonos luz de este momento final una y otra vez. Venciendo y haciendo nuevas obras, haciendo brotar agua para dar vida (Ex.17:6; Is.49:10; Jn.4:14).

 

Desde el Principio hasta el fin Dios ha estado cumpliendo Su promesa de regenerar todo lo que el pecado dañó (Is.43:19; 2Cor.5:17). Pero ahora la obra es completada según el tiempo señalado para Su gloria.

 

“Hecho está”, todo ha venido a ser realidad en Él. La creación que antes gemía es redimida (Rom.8:22-23) y preparada para albergar a aquellos que antes llorábamos. Pero que ahora gozamos de consuelo y de vida eterna para gozar de la comunión irrompible y eterna entre Dios nuestro Padre y nosotros Sus hijos.

 

Es también tiempo para hacer efectiva la herencia y para apartar a aquellos que no perseveraron fielmente en la lucha.

 

Cristo ha ganado la batalla; pero el pecado, el diablo y el mundo siguen siendo enemigos en la constante guerra que libramos los santos hoy día. No así para aquellos que diciéndose seguidores de Cristo se han conformado a este mundo, viviendo de forma cobarde, avergonzándose del evangelio. Los infieles que pervierten la verdad y se entregan a los ídolos para sus placeres, aquellos mentirosos para quienes está destinado el fuego eterno.

 

El Alfa y la Omega conoce a Su pueblo, y aunque hoy convivimos entre trigo y cizaña (Mt.13:24-30), llegará el tiempo para pagar a cada uno según sus obras.

 

“…Por tanto, amados, puesto que aguardáis estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por Él en paz, sin mancha e irreprensibles” 2Pedro 3:13-14

 

Ileanis Martínez

Anuncios

2 Replies to “Semana 2 – Viernes”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s