JESÚS ES DIOS

S06D-03

Jesús es el hijo de Dios. Pero, Jesús es Dios.

La Trinidad es uno de los misterios divinos que no creo que podamos entender completamente este lado del cielo.

Una de mis explicaciones favoritas está en un libro de niños de Joanne Marxhausen, “Un cuadro de Dios 3 en 1“. Este libro compara a Dios el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo a las tres partes de una manzana: la cáscara, la carne y el núcleo. Las diferentes piezas de la manzana cumplen diferentes propósitos y son únicas, pero son todas partes de la manzana. Y, la manzana no está completa si falta un componente. De la misma manera, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son elementos distintos, pero entrelazados, del único Dios verdadero.

Entonces, ¿cómo sabemos que Jesús es Dios?

  • Jesús infirió que Él era Dios varias veces:
    • “El Padre y yo somos uno” ( Juan 10:30 ).
    • “El que me ha visto a mí ha visto al Padre. . . . Creedme que estoy en el Padre y que el Padre está en mí. “( Juan 14: 9 y 11 )
    • “Vosotros me llamáis Maestro y Señor. Esto es bien dicho, porque yo soy. “( Juan 13:13 )
  • Dios llama a Jesús Dios. “. . . Sino al Hijo: Tu trono, Dios, es por los siglos de los siglos. . . . “( Hebreos 1: 8 )
  • Dios dice que los ángeles deben adorar a Jesús (Hebreos 1: 6). Y la Escritura es explícita que sólo Dios debe ser adorado (Éxodo 34:14, Deuteronomio 8:19).

Esto es sólo una muestra de los pasajes que nos dirigen hacia la deidad de Cristo. Algunos no creyentes afirman que Jesús vivió pero argumentan que Él era un profeta o un gran maestro moral. C.S. Lewis resumió bien esta postura en “Mero Cristianismo” :

“Estoy tratando aquí de evitar que alguien diga sobre Él algo realmente tonto como : Estoy listo para aceptar a Jesús como un gran maestro moral, pero no acepto su afirmación de que es Dios.  Y esa es la única cosa que no debemos decir. Un hombre que era simplemente un hombre y dijo el tipo de cosas que Jesús dijo no sería un gran maestro moral. Sería un loco – al nivel del hombre que dice que es un huevo cocido – o bien sería el Diablo del Infierno. Y usted debe hacer su elección. O este hombre era, y es, el Hijo de Dios, o bien un loco o algo peor. Puedes callarlo por un tonto, puedes escupirle y matarlo como un demonio o puedes caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios, pero no vengamos con ninguna tontería condescendiente sobre sque es un gran maestro humano . No nos ha dejado eso abierto. No tenía intención de hacerlo.”

Dios ha caminado verdaderamente entre nosotros. Aunque los que vivimos hoy no veremos físicamente a Jesús hasta que lleguemos al cielo o hasta que Él regrese, el modelo que Dios escogió aún transmite su autenticidad. Vivimos en un mundo en el que estamos ocupados hasta el punto de distracción, constantemente conectados pero desconectados. Pero Dios, encargado de todos los detalles del universo, no se distrae ni se separa de su creación. No envió un correp electronico o un Twitter o un mensaje de texto. Él se presentó en persona, y Él hizo la vida con Su pueblo. Viviendo de este lado de la cruz, tenemos toda la Palabra de Dios para guiarnos. Y, si somos creyentes, también tenemos la permanente morada del Espíritu Santo para ayudarnos a guiarnos ( Romanos 8:26 ).

Jesús era plenamente hombre, y completamente Dios.  Nuestra respuesta a eso debe ser de temor, asombro, humildad y aliento. Dios se preocupó lo suficiente de la humanidad que Él envió un pedazo de sí mismo para enseñar, y, finalmente, para morir una muerte injusta para expiar nuestros pecados. Jesús experimentó todas las tentaciones y ha sentido profundamente cada emoción que conocemos como seres humanos.

Creo que con demasiada frecuencia concebimos a Dios como un disciplinador lejano, sentado en un trono en algún lugar lejano. La imagen más verdadera es la de un Padre presente, gentil y amable. Él nos mira a través de la lente de Jesús: redimida y purificada.

Nuestro Dios nos ve. Nos conoce. Él es plenamente consciente del potencial que tenemos para Su reino y de los límites de nuestra humanidad, y Él nos encuentra allí.

Gracia y paz,

SARA

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s