Gloria a Dios en las alturas

s4d3

¡Gloria a Dios en las alturas! Cuánto se goza mi corazón cuando llega la Navidad. Es una de mis fiestas espirituales más hermosas. Todas lo son, todas nos conducen a la persona de nuestro Dios.

Recorrer esos pasajes tan maravillosos de las Escrituras que con el pasar del tiempo siguen siendo tan poderosos, siguen impactando vidas, siguen proclamando el amor de Dios hacia la humanidad perdida.

 

Meditemos en esta porción.

Lucas 2:13-14

Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

 

El escenario: los campos de Belén. El anuncio: dirigido a un grupo de pastores que cuidaban el rebaño. Veamos la respuesta del cielo: “Gloria a Dios en las alturas”. Esta proclamación fue hecha por los santos ángeles en la noche del nacimiento de Jesús.

No hay duda de que habían cantado muchas alabanzas a Dios desde el tiempo de su creación. En Apocalipsis dice que se postraron sobre sus rostros delante del Salvador diciendo: “… Bendición, gloria y sabiduría y acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos” (Ap.7: 12).

Cantaron sus alabanzas cuando Él creó el mundo, “…Cuando las estrellas todas del alba alababan, Y se regocijaban todos los hijos de Dios” (Job 38:7). Seres angelicales continuamente vuelan por el trono de Dios, diciendo: “Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos: toda la tierra está llena de su gloria” (Isaías 6:3).

Pero esta noche era especial, era la más importante para el cielo mismo. Habían sido testigos del amor de Dios, de Su Majestad y Poder. Le vieron en la creación. Pero ahora la segunda persona de la Trinidad tomaba forma de siervo, nacería para luego dar Su vida en la cruz para salvación de todo aquel que en Él cree.

Los ángeles asignados en los campos de los pastores de Belén fueron testigos del nacimiento del Salvador y enviaron el mensaje de voces, “Gloria a Dios”, no sólo aquí en el campo de los pastores, ni aquí en el primer cielo, pero que el mensaje se lleve a los cielos de los cielos, a los ángeles más altos, al lugar más alto en el mundo creado. Gloria a Dios “en las alturas”

Desde el pesebre hasta la cruz Dios revela su buena voluntad para con nosotras. Cómo hijas de Dios cantemos más alabanzas, ya conocemos el plan completo de la salvación. Prepara tu vida en confesión, en adoración y entrega. Pronto nos uniremos a millones de ángeles y le exaltaremos por la eternidad. Que Su Palabra ministre tu vida.

 

Silvana Elizabeth

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s