¿Por qué vino Jesús?

s3d1

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Gálatas 4:4-5

 

Hoy comenzamos la tercera semana de este estudio de Navidad. Y lo que buscamos es centrarnos en la figura del verdadero protagonista de esta celebración tradicional: Jesús.

En los versículos que vemos hoy, la Biblia responde la siguiente pregunta: ¿A que vino Jesús a esta tierra? ¿Que vino a hacer Emanuel (Dios con nosotros)? Y la respuesta que nos da la carta de Pablo a los Gálatas es clara: REDIMIR AL PERDIDO.

¿Y que significa la palabra Redimir? Si buscamos en cualquier diccionario podemos leer una definición como ésta: “Conseguir la libertad de una persona o sacarla de la esclavitud mediante el pago de un precio.”

Esto me ayuda a entender mejor mi condición delante de Dios con tan solo buscar el significado de una pequeña palabra. Antes de conocer a Jesús estaba en esclavitud. Tal vez no tenia grilletes en mis pies ni esposas en mis manos pero era una simple y despreciable esclava del pecado. Estaba bajo la condenación de la ley y merecía la muerte, único pago posible por mi miserable condición de pecadora. En esclavitud había nacido y era lo único que sabía hacer: pecar. Así como un esclavo nacido en esclavitud solo saber hacer una cosa, servir a su amo; yo solo sabia servir a mi amo, el pecado.

Pero Dios (que lindos son los “pero” de Dios, ¿verdad?), vino a este mundo en el momento justo. Ni antes, ni después. Vino en el momento adecuado para hacerse humano, vivir de una manera santa y sin pecado y así ser la persona idónea para pagar el precio de mi pecado y rescatarme de mi esclavitud. Y no solo eso, sino que además, una vez redimida, me haría parte de Su familia. ¡Guau! Solo a Dios se le podía ocurrir un plan tan maravilloso y cargado de misericordia, gracia, amor y entrega.

Este es el hermoso mensaje del Evangelio. Este es el verdadero significado de la Navidad, celebrar el nacimiento de quien, no solo cambio la historia, sino que cambio la eternidad de todos los que creen en Él, en Emanuel…Dios con nosotros.

 

De una pecadora perdonada,

Natalia Gómez

 

Desafío semana 3: Cada año solemos cantar las mismas canciones cristianas. Este año concéntrate en las palabras de esas canciones. Maravíllate ante la verdad de que el amor de Dios le hizo dejar Su trono para hacerse carne y sangre y poder así salvarnos.

 

Plan de Lectura semana 3 –

semana-3

Versículo para memorizar semana 3 –

semana-3

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s