El Salvador que vendrá

s1d5
Lectura: 2 Samuel 7:10-13
Devocional: 2 Samuel 7:12-13


Vamos a ver a través de estos pasajes que los planes de Dios para la humanidad están entrelazados con David y su familia.

Pero también vamos a comprender  que es Dios  quien determina las cosas y Él es un Dios de propósito, que no nos abandona, sino que tiene un destino grande para su creación, por su gran misericordia y amor.

David quiso hacerle una casa a Dios, un templo, pero la respuesta fue no; porque había algo más grande, una dinastía, una descendencia que estaría en el trono. Dios ya había determinado cosas más grandes, edificar una casa permanente y segura, la cual sería más gloriosa.

Dios honró lo que David le dio, ya que se lo dio  con intenciones sinceras,  no estaba mal. Pero tenemos que entender que Dios es soberano y así, a través del profeta Natán, David recibe este mensaje de Dios con una gran promesa.

“Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, YO levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.
El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré su reino” 2 Samuel 7:12, 13

Esta gran promesa que Dios le hizo a David solo tiene un cumplimiento futuro. David solo se beneficiaría de ella en su tiempo a través de la fe.

Pero los profetas  previnieron un cumplimiento mayor de esta promesa, y así lo vemos en Jeremías 23:5: “ He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichosos, y hará juicio y justicia en la tierra”

También en Isaías 9:6-7: “ Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto”

Esta gran  promesa para David es cumplida en Jesucristo, el reina y seguirá reinando en el trono de David para siempre.

 

Hoy podemos vivir sabiendo que Dios cumple sus promesas y hoy te invito a confiar en Dios, en su Hijo Jesucristo. Y como decía David también nosotros lo decimos:” Y ahora, Señor y Dios, reafirma para siempre tus promesas que nos has hecho. Cumple tu palabra para que tu nombre sea siempre exaltado, y para que todos digan “EL SEÑOR TODOPODEROSO ES DIOS”

Dios las Bendiga,

Carmen Salleres Benavente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s