Agradecer y Proclamar

14859713_10154011539645382_2619849441741482449_o

 

He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré;

porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová,

quien ha sido salvación para mí.

Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación.

Y diréis en aquel día: Cantad a Jehová, aclamad su nombre,

haced célebres en los pueblos sus obras,

recordad que su nombre es engrandecido.

Cantad salmos a Jehová, porque ha hecho cosas magníficas;

sea sabido esto por toda la tierra.

Regocíjate y canta, oh moradora de Sion;

porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

 

Isaías 12:2-5

 

Cuan hermoso es el día de la alabanza cuando ves al amado mientras viene trayendo sus brazos abiertos, llenos de amor, y bendices cada paso que le acerca a ti,  y sientes como tu alma es saciada de amor y descubres que la salvación es la fuente que salta para vida eterna y lo llena todo.

El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. (Juan 7:38)

Cada domingo, o ¿Por qué no, también durante la semana? se llena nuestro corazón de alabanza por la maravillosa salvación recibida. Nuestro corazón se calienta, ¡pero hay tanto frio afuera! Este mundo necesita escuchar, y si callamos, ¿qué oirán?.

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo:

Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. (Juan 7:37)

 

Casi puedo escuchar la emoción en la voz del Señor, puesto en pie, proclamando en voz alta y clara que solo Él da saciedad. ¿Lo has sentido? ¿Sentiste Su calor llenando tu corazón?

¡Oh!, que podamos derramar ese calor, que dejemos que rebose fuera de nuestro corazón.

¡Oh! que nuestra alabanza y gratitud no sea una fuente estancada, sino un manantial que corre por este valle de oscuridad y sea como una antorcha que va iluminando el mundo. Que muchas puedan conocer, que no puedan negar un día, que conocieron la luz. Que todo el mundo sepa quién es nuestro Dios, qué proezas ha hecho, cómo nos ha llenado de gozo y que todos puedan oír, porque Él es un Dios grande que merece ser exaltado, que merece ser proclamado.

¡Despiértate, corazón mío!

    ¡Despiértense, lira y arpa!

    Con mi canto despertaré al amanecer.

Te daré gracias, Señor, en medio de toda la gente;

    cantaré tus alabanzas entre las naciones.

 Pues tu amor inagotable es tan alto como los cielos;

    tu fidelidad alcanza las nubes.

Exaltado seas, oh Dios, por encima de los cielos más altos;

    que tu gloria brille sobre toda la tierra.

Salmo 57:8-11

 

Ruth Pastor

 

Siguiendo siempre sus huellas

escuchando-llover.blogspot.com.es

Anuncios

One Reply to “Agradecer y Proclamar”

  1. hermanas me siento muy agradesida por sus estudios ,son de gran bendicion,aliento,y fortalesa en dias difisiles ,ahun asi me siento con gozo y paz,gracias a nuestro Señor y su bella palabra ,y el gran poder que es el espiritud santo ,bendito sea nuestro Dios y que toda la gloria sea para El

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s