El Fruto de nuestro Perdón: Gratitud

s6d1.jpg

 

Cuando escribí el capítulo 6 del libro Eres Perdonada, compartí una historia muy personal y dolorosa. Para algunas que la leyeron, quizás no les pareció gran cosa. Pero es que no la experimentaron. No observaron la mirada de dolor en mi hija. No sintieron el dolor de haberla decepcionado. Pero yo sí. Incluso ahora que he releído la historia vienen lágrimas a mis ojos. Y he escogido contar esta historia porque muestra el poder de un corazón que perdona.

 

“se siente bien ser perdonada. No importa cuánto tratemos, no importa que geniales pensemos que somos, nos desviamos algunas veces. La vida es complicada  y tiene decepciones. Y algunas veces herimos a aquellos que queremos sin intención. Y es allí donde la gracia y el perdón juegan un parte importante.”  – Eres Perdonada.

 

Así que tal vez ese es el lado positivo cuando sabemos que necesitamos ser perdonados: sabemos lo que el perdón  hace a nuestro  corazón cuando lo hemos recibido.

 

Escuchar esas palabras de Addie trajeron amor y cura para mi corazón herido.  Experimenté la libertad  que se encuentra en el perdón, y me hizo ser generosa con mi manera de perdonar. Si no hubiese experimentado el dolor de haberla decepcionado y el perdón que ella me ofreció, no hubiese entendido el poder de perdonar de una manera tan clara.

 

El rey  David entendió ese poder también.

 

En el Salmo 103 David escribe:

 

“Bendice, alma mía, a Jehová,

Y no olvides ninguno de sus beneficios.

Él es quien perdona todas tus iniquidades,

El que sana todas tus dolencias;

El que rescata del hoyo tu vida,

El que te corona de favores y misericordias;”Sal 103:2-4 RV60

 

El perdón de Dios nos da mucho para ser agradecidas en nuestra. Él perdona, sana, redime y nos corona con amor y compasión.

 

“No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades.”

Salmos 103:10 RV60

 

¿Cómo es que nuestras vidas no se caracterizan por amor, gracia y gratitud cuando se nos ha dado tanto y hemos sido perdonadas de tanto ?

 

Así que esta es la idea: pongamos estas últimas semanas en acción. Desde un corazón agradecido por el perdón recibido de Dios, extendamos nuestro perdón a aquellos quienes nos han herido en nuestra vida.

 

Quizás esto fue una cosa pequeña a los ojos del mundo, pero penetró profundamente en tu corazón, y ha estado provocando un resentimiento contra esa persona durante un tiempo. Y quizás hoy es el día que vas a perdonar a esa persona.

 

Quizás fueron palabras crueles que te dijeron tus padres, hermanos, o amigos y esas palabras se repiten una y otra vez en tu mente, y  te hieren cada vez que las recuerdas.

 

Quizás fue el rechazo que experimentaste cuando niña o como adulta, y el dolor de ese rechazo ha manchado todas tus relaciones y no te deja seguir adelante.

 

Quizás fue el abuso físico que aguantaste, y las pesadillas que le siguieron.

 

O quizás eres tú. Quizás eres tú quien necesitas perdonarte a ti misma.

 

Quien sea o cualquiera que sea la situación, esta semana escoge la gratitud por el regalo maravilloso del perdón que Dios nos ha dado para extenderlo a los demás, esas personas que durante estas semanas de estudio el Señor ha puesto en tu mente y en tu corazón.

 

Sé que no es fácil. Sé que es aterrador y doloroso pensar en perdonar a esas personas. Pero para algunas de ustedes, quizás el primer paso esta semana sea ir a tu iglesia local y buscar ayuda de tu pastor o un consejero cristiano.

 

Cualquiera que sea la situación, escoge ser valiente, da el paso de obediencia: “y hoy escoge perdonar… ¡porque has sido Perdonada!”

 

“Porque como la altura de los cielos sobre la tierra,

Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.

Cuanto está lejos el oriente del occidente,

Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.

Como el padre se compadece de los hijos,

Se compadece Jehová de los que le temen.”

Salmos 103:11-13 RV60

 

¡Y que nuestras vidas se caractericen por la gratitud debida al perdón que   Jesus nos ha dado!

 

Ama a Dios Grandemente

 

Angela

 

Hablemos: ¿Te unirás a mí esta semana y elegirás  perdonar?

Si es así, comentario abajo y escribe lo siguiente : “Hoy , elijo el perdón”.

Voy a estar orando por ustedes al ver cómo tomas pasos hacia delante en obediencia … ya no serán las cadenas de la falta de perdón que obstaculizaran tu caminar con Jesús por más tiempo.

Y me imagino cómo nuestras vidas y nuestro futuro serán transformados para mejorar por esta elección de perdonar!

 

Desafío Semana 6: Cualquiera que sea la situación, escojamos ser valientes, dar un paso de obediencia y repetir: “hoy escojo perdonar … porque he sido Perdonada”

Busca tu consejero en la iglesia o una maestra en tu iglesia en la que puedas confiar y orar sobre esa situación y decide perdonar hoy.

 

Plan de lectura semana 6 –

plan-de-lectura-s6

 

Versículo para memorizar semana 6 –

semana-6

Anuncios

8 Replies to “El Fruto de nuestro Perdón: Gratitud”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s