Trabajo y descanso

s7d1

 

 

Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Dios. En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza. Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.” Eclesiastés 9:7-10

 

Salomón parece un poco desalentado al encontrarse con la división entre la vida en la tierra y lo que pasara después de su muerte. También está tratando de entender lo que pasa cuando llevas una vida llena de maldades y cuando eres correcto, pero no ve mucho la diferencia. Su respuesta a todo esto es que debes disfrutar de la vida mientras puedes, amar a tu esposo todos los días, y sin embargo nos dice que al final de nuestros días todo es vanidad.

Y mientras leo estos versículos me encuentro con el tema del trabajo y el descanso. Muchos de nosotros vivimos como di todo dependienta de nosotras. Como si, de alguna manera, Dios nos necesitara para hacer Su obra. Y sí, Él usa a Su pueblo para hacer Su obra y debemos estar disponibles y deseosos de ser usados por El. Pero aun así, existe esa actitud que penetra en nuestro corazón y nos hace vivir a muchos como si todo dependiera de nosotros. Nunca lo reconoceríamos, pero en nuestras mentes existe ese pensamiento, y la verdad es que Dios no nos necesita.

Pero ¿quizás tú, como yo, has pasado tu vida sintiéndote culpable por no hacer más? En mi caso, como misionera, con tanta necesidad por todas partes, es un poco difícil dejar de pensar que depende de mí, y que, en realidad, estar sentada a los pies de Jesús o estar lavando los platos, o ministrando a mi hermano tiene el mismo valor espiritual.

El teólogo Robert Barron nos indica que el pecado original es el rechazo a aceptar el ritmo de lo que Dios tiene para nosotros.

Debemos recordar que es importante tener un equilibrio entre el trabajo y el descanso.

Entre dar y recibir.

Entre estar ocupadas y estar en calma.

Dios así mismo lo hizo, tal y como lo vemos en los primeros capítulos de Génesis. Jesús lo hizo muchas veces también mientras duro su ministerio en la tierra.

Descansar e invitar a Dios a ser parte del ritmo de nuestra vida diaria es algo especial.  Y recuerda que es muy importante aceptar los tiempos tranquilos, e incluso disfrutarlos.

Con amor desde Uganda

Joy

 

Desafío Semana 7:

Durante esta semana, haz un inventario de tu vida. Escribe como pasas tu día. ¿Tienes un buen equilibrio entre el trabajo y el descanso? ¿Tienes un equilibrio entre dar y recibir?

Pídele a Dios que te muestre cómo usar tu tiempo de manera prudente, y que puedas disfrutar de Su presencia y de tu día normalmente

 


Video semana 7

(Pincha aquí si no puedes ver el video directamente)


 

Plan de lectura semana 7 –

semana 7

 

Versículo para memorizar semana 7 –

 

S7

Anuncios

One Reply to “Trabajo y descanso”

  1. Hola amadas hermanas!!! Hola Guissete!!! Estoy muy agradecida a Dios por como a través de este estudio siempre tiene la palabra justa para mi dia, con tantas responsabilidades que tengo muchas veces erro en las prioridades de cada una de ellas y a través de este estudio me ha ayudado a reordenar mis trabajos y mis descansos!!!! Dios las continue bendiciendo a todas!!!! Las amo en el Señor y estoy feliz de estar en este estudio!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s