Está bien disfrutar de Nuestras Vidas

s4d3

 

“He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios. “– Eclesiastés 5:18-19

 

Recuerdo cuando mis dos niñas eran pequeñas, las mujeres me paraban en las tiendas de comestibles o en la iglesia y solían decirme, “disfruta de ellas ahora, antes de que te enteres ellas crecerán mucho”

Les sonreía y respondía, “Claro eso mismo estoy tratando de hacer ” O por lo menos eso es lo que recuerdo. Paige y Addie tienen 16 meses de diferencia así que esos primeros años están un poco nublados. En aquel entonces, yo sólo estaba tratando de sobrevivir. Mis días los pasaba asegurándome de que todo el mundo estuviese alimentado y bañado de manera regular… incluyéndome a mí misma.

Salomón tiene toda la razón cuando dice que hay un tiempo para todo. (Eclesiastés 3:1)

Con los años, he aprendido a disfrutar de las diferentes etapas de mi vida. En lugar de mirar hacia adelante a una época en particular en mi vida, como lo hice cuando estaba en la escuela secundaria o preparatoria, he aprendido que en todas las épocas de la vida hay algo especial mezclado con algo difícil. Y siempre tiene que haber días duros en la mezcla porque son los que hacen los días buenos mucho más dulces.

Yo no sé ustedes, pero en esta sección de Eclesiastés siento como que Salomón da un paso atrás y dice: “Simplemente disfruta de la vida con la que Dios te ha bendecido.” Disfruta de las veladas y las comidas con tu familia más lentamente en casa. Está bien reducir la velocidad y sentarte alrededor de la mesa con tus seres queridos. Lo que haya en la mesa para comer no es tan importante como quién está alrededor de la mesa contigo para disfrutar. Tomar el tiempo para disfrutar de esta vida y los dones con los que Dios tan generosamente nos ha bendecido es una manera de honrar y dar gloria a Dios.

 

Mis dos niñas mayores están en el mismo equipo de softball esta temporada y la otra noche mí marido decidió llevarlas a nuestro patio trasero después de la cena para golpear unas cuantas pelotas y simplemente practicar un poco antes del siguiente juego. Estuve observando cómo mi equipo practicaba en el patio trasero, balanceando los bates y golpeando pelotas… con algunas fallas en el camino. Una y otra vez practicaban la captura y el lanzamiento de las pelotas. Nuestra noche fue muy sencilla. Nuestra comida no fue nada lujosa o costosa, si no recuerdo mal; Creo que cenamos algo que había quedado de la noche anterior. La hora de la cena no fue usada en largas conversaciones elaboradas alrededor de la mesa, y creo que incluso hubo algunas lágrimas cuando mi hija menor quería practicar con su papá y sus hermanas más grandes y terminó con uno de sus dedos aplastados por una pelota. (¿Ves a lo que me refería con eso de “algo de malo mezclado con lo bueno”?)

Fue una noche simple con gente sencilla que tomo el tiempo de sus días ocupados para disfrutar el regalo del momento que Dios les había dado.

El tiempo con nuestras niñas no tiene precio, y quiero pasar mi tiempo invirtiendo en sus vidas. Y estoy segura de que este tiempo es solo una “época” así como los años de preescolar… Estos años se irán pronto y yo quiero aprovechar este regalo con el que Dios me ha bendecido.

Esa noche después de que pusimos a nuestras niñas en la cama, mi esposo, Dirk, me dijo, “¿No te pareció magnifica esta noche? ¡Me gusta tanto cuando paramos un poco y disfrutamos de nuestra vida juntos!”

Dirk está leyendo Eclesiastés conmigo así que hemos tenido varias conversaciones sobre el tema, conversaciones sobre lo que es verdaderamente importante en nuestras vidas. Y le he dicho en varias ocasiones últimamente…”Sabes que al mirar al gran esquema de todo lo que sucede… en unos cuantos años no va importar”

Lo que estoy aprendiendo es que, al final del día, muchas de las cosas por las que me preocupo ahora, realmente no importarán; Lo que sí es importante es disfrutar el regalo de la vida con el que Dios me ha bendecido.

Disfrutar de nuestra vida le da Gloria a Dios a medida que le damos gracias por la bondad de cada uno de nuestros días preciosos.

Si nos enfocamos más en los regalos que en el Dador de ellos, seremos culpables de idolatría. Si aceptamos Sus regalos, pero nos quejamos de ellos, somos culpables de ingratitud. Si acumulamos Sus regalos y no los compartimos con los demás, somos culpables de auto indulgencia. Pero si nos sometemos a Su voluntad y usamos lo que Él nos ha dado para Su Gloria, entonces podremos estar satisfechos. -Warren W. Wiersbe

Conversemos: ¿De qué manera en tu vida diaria y de manera sencilla puedes dar la Gloria a Dios con los regalos especiales que Él te ha dado?

 

Ama a Dios Grandemente,

 

 Angela

Anuncios

2 Replies to “Está bien disfrutar de Nuestras Vidas”

  1. Disfrutando cada momento que mi Padre me regala, y sobre todo compartiéndolo con mi familia y con las personas que están en mi entorno, enfocándome en agradecerle a Él cada instante de vida, cada regalo, cada comida por sencilla que esta sea.

  2. Muy buena reflexion… estoy pasando por este momento en mi vida donde creo que trato de sobrevivir con tres hijos chicos (6 años, 3 años y bebe d 7 meses) a veces solo pienso en que el tiempo de cada dia se me escurre y no disfrute de verlos crecer por que todo transcurre a las corridas… gracias por compartir estas palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s