Dios está cercano al quebrantado

S6D3

“Ayúdame, Señor”

“Por favor, Dios, no”

“¿Por qué, Dios, por qué?”

 

 

La mayoría de mis oraciones han sido cortas, tres palabras más o menos…..cortas, desgarradoras súplicas salidas del corazón. Sin importar el tamaño, esas simples plegarias han sido suficientes para que el Dios del universo se levante de Su trono celestial y descienda a las profundidades de mi corazón, para nutrirlo y confortarme.

 

El Señor está cercano a los quebrantados de corazón.

 

Cuando somos débiles, Dios es nuestra fuerza para comenzar de nuevo.

Cuando tocamos fondo, Dios nos da esperanza y nos levanta otra vez.

Cuando estamos desoladas, Dios rehace nuestros corazones momento a momento.

 

Nuestra primera tendencia puede ser  preguntar por qué, pero “por qué” es la pregunta incorrecta. Nuestras mentes finitas nunca entenderán la mente o la voluntad de Dios. Su propósito en nuestro corazón herido, trasciende nuestro nivel de entendimiento. Incluso si sabemos “el porqué” en medio del dolor, esa respuesta pudiera ser poco alentadora.

 

Cuando nos enfrentamos a la muerte, la traición, el ultraje o el odio, saber el “por qué” de ello, consolará o va a satisfacer muy poco. La mejor pregunta es “cómo”. ¿Cómo saldré de esto, Señor? ¿Cómo reiré y experimentaré gozo de nuevo? ¿Cómo confiaré otra vez? ¿Cómo harás nuevo todo? Las respuestas vienen en cuanto derramamos nuestros corazones libremente a Dios en oración

 

Entregar  todas nuestras preguntas, nuestras dudas, nuestro dolor, y nuestras lágrimas, con la confianza de que El nos escucha y nos guarda. Porque él es Dios, El puede manejar nuestras preguntas más difíciles.

 

Dios viene a nosotras en el lugar que nos encontremos. El quiere escucharnos en esos momentos en que no tenemos más fuerzas. Cuando nuestro dolor es tan profundo o nuestra duda tan grande, Dios está hoy con nosotras.

 

Isaías 41:10

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

 

En medio de mi quebrantamiento, la oración era la última cosa que pasaba por mi mente. Creí en la mentira de que Dios era un Dios distante, desconectado, y muy lejos de mí. Y la verdad es que era yo misma quien me había separado y aislado de El. Y fue en esos momentos de oscuridad cuando realmente batallaba. El dolor mostraba mis debilidades y la falta de control de algunas situaciones en mi vida. Y fue allí en medio de mi dolor cuando más necesitaba de Dios. Y Dios estaba pacientemente esperando que me rindiera, que diera el paso de fe, y me entregara en completa dependencia en El. Es en esos momentos en los que todo parece demasiado complicado   que debemos orar desesperadamente.

 

Cuando tenemos fe y buscamos a Dios en medio de nuestra tribulación, El revela su soberanía. Mientras hablamos con El, nos recuerda  del dolor físico, espiritual y emocional  que Su hijo Jesús sufrió por nosotros. Cuando  oramos, encontramos en El, el consuelo de su Palabra. Y que cualquier sufrimiento por el que pasemos no será en vano. Cada lágrima ha sido guardada y almacenada. Nuestra aflicción nunca es en vano o sin propósito. Dios nos promete que el dolor, la aflicción, y  el duelo terminarán. Hay esperanza para Su pueblo. Dios no solo nos fortalece  y ama en nuestros días buenos. El nos recuerda que en los días difíciles Su mano poderosa, la que creó el universo es la misma mano que secará nuestras lagrimas, nos consolará, nos levantará y sostendrá. Nuestro Dios está cerca del quebrantado y rescata a aquel que tiene el espíritu contrito.

 

Salmo 34:18

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.

 

** Conversemos: ¿De qué manera Dios ha permitido que te acerques más a El en tu aflicción? ¿Cómo fue que  tu aflicción se  transformó en una plataforma en la que le  Glorificas y puedes consolar a los demás?

 

Terria

 

Terria participa en nuestro equipo de motivación  y  de redes sociales de LGG . Ella es una madre soltera de dos hijas adolescentes. Su pasión es comenzar una revolución donde las madres solteras pueden agarrarse de la verdad de la Palabra y las promesas de Dios. Le encanta conversar y ama escuchar. La puedes encontrar en los pasillos del hospital donde trabaja escuchando las historias de los demás y compartiendo del amor que Dios ha traído a su vida. A pesar de las circunstancias caóticas y desordenadas de la vida de Terria, Dios se ha manifestado fuertemente y amoroso en ella. Y la evidencia es clara- El ama Profundamente.

 

Anuncios

8 thoughts on “Dios está cercano al quebrantado

  1. Lo que mas me ha ayudado El Señor en mi aflicción, es recordar sus promesas y que con mi aflicción El señor traerá cosas nuevas y renovadas a mi vida y me ayudara a perseverar En El en todo momento, lo que mas me ha enseñado El Señor es que otras personas están en situaciones mas difíciles y me da la oportunidad de ayudar a alguien en necesidad de El, apoyando en oración en todo tiempo para que El Señor sea glorificado.

  2. Con mis ojos he visto las maravillas de Dios sobre la tierra; realizadas en mi propio corazón como en el de otros! El siempre ha sido Fiel! Salmos 18:1

  3. Tiempo feliz, de conocer cuan cerca esta el señor en mi vida!! Gracias por tanto para que veamos estos estudios, impactando mi vida y la de nuestra congregación, En Guatire Venezuela. Tenemos un grupo por Wassap

    1. Hola Patricia, Gloria a Dios que es grande en misericordia y nos permite crecer en él, cuéntanos más sobre tu grupo, que bendición. Nos podrías enviar tus datos para ponernos en contacto contigo. Dios te bendiga!

  4. Hay algún grupo de oración en la ciudad de Guatemala, soy salvadoreña pero estoy residiendo en Guatemala, me gustaría unirme a algún grupo.

    Gracias

  5. Wow! Justo mi sobrina está pasando por una situación difícil y la verdad que este versículo me ayuda a alentarla. A la vez me alienta a mí porque estos estudios me implican mucha disciplina para levantarme temprano y ponerme a estudiar, sin embargo mis dos hijos pequeños decidieron enfermarse con gripe fiebre y he pasado muchas noches malas, así que el levantarme temprano no duró mucho tiempo, por esto también estoy retrasada una semana y media y estoy poniéndome al día a altas horas de la noche. Pero me sostengo del Señor que me ayudará a seguir con este estudio que tanto me fortalece y me ayuda a tener otra perspectiva de los problemas. Graicas Señor por este estudio! Un abrazo al hermoso equipo detrás de todo esto. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s