Firmes en la Oración

 

S4D5

Perseverad en la oración, velando en ella con acción de Gracias.” ~ Colosenses 4:2

 

Me imagino hay muchas cosas lindas que le podrías decir a una chica joven o a un muchacho que están a punto de casarse.

Esto sucedió al terminar nuestro curso prematrimonial y estábamos seguros de que estábamos preparados para comenzar nuestra vida juntos. Quiero decir, conocíamos a Jesús, nos amábamos y teníamos hasta un par de servilletas de mesa con un diseño muy especial reservado para nosotros.

Ohhh. Me imagino que debíamos tener un poco más de seriedad en algo tan importante, pero éramos jóvenes, inocentes y estábamos tan ocupados anticipándonos al momento de ver nuestras manos juntas en el altar, que estábamos distraídos con toda la algarabía que nos rodeaba.

Como tarea especial, el día previo a la ceremonia, nuestro pastor nos encargó que entrevistáramos a un matrimonio que era parte de nuestra iglesia y llevaba mucho tiempo juntos. Esta entrevista terminó con estas palabras de nuestros amigos:

“te diré que, si estornudas en tu casa, debes hacérselo saber a Jesús.”

Oh, ok. Entiendo lo que quieres decir, pero ¿no te parece un poco extremista? Mejor volvamos a la parte de los tapetes que irán en el centro de la fiesta, las flores y todos los aperitivos que serviremos, te parece…

Como mujeres, en algunas épocas de nuestras vidas esperamos ser descritas de cierta manera.

Fuerte.

Inteligente.

Atlética.

Feliz.

Independiente.

Casada.

Respetable.

Delgada.

Mamá.

Líder.

Completa.

{pon aquí la que te parezca…}

 

Pero ¿cuándo fue la última vez que buscamos ser “Firmes”?

No hay nada atractivo en esa palabra. Y quizás no será tema de conversación en una fiesta, y quizás no salga en la portada de una revista popular. Pero sabes que, detente por un momento y deja que esa palabra tome efecto en tu vida:

Firmeza: “Determinación o Inquebrantable Obediencia.”

 

Quiero ser una mujer que es firme en la vida: una mujer que ora obedientemente.

 

La firmeza luce como oraciones de júbilo en momentos de dicha, y oraciones de agradecimiento en momentos de tribulación.

 

“… leal, fiel, comprometido, entregado, dedicado, fiable, seguro, tranquilo, verdadero, constante, solido, confiable…”

 

La firmeza son oraciones de adoración en tiempos de abundancia o necesidad.

 

“… firme, determinado, resuelto, incansable…” 

 

La firmeza son oraciones de confianza en momentos de paz o cuando la situación política no es la mejor.

 

“…incambiable, inquebrantable, decidido, resuelto, inmutable, inflexible, leal…”

 

La Firmeza es hablar con Jesús sobre todo lo que sucede desde el más mínimo estornudo hasta la batalla más difícil de nuestras vidas.

 

Un sinónimo de firmeza es la palabra inquebrantable, que sugiere “Fortaleza y resolución a pesar de las influencias que lo pueden debilitar.” ¿Hay alguna influencia negativa que debilite tus oraciones? ¿Cuáles son las mentiras que hemos creído que nos desanimaron a seguir pidiendo en oración? ¿Cuándo nos dejamos influenciar por el mundo y dejamos de creer? ¿Dejamos de acercarnos? ¿Dejamos de adorar? ¿Dejamos de agradecer?

 

Quizás el mejor consejo matrimonial que he recibido ha sido que sea Firme en la oración.

 

¿Te has alejado de hacerlo?

 

Yo también.

 

Pero vamos a rehacer nuestro compromiso de manera inquebrantable, firme, determinada, entregada, incansable de estar firmes en oración por nosotras, nuestras familias, nuestras escuelas, nuestras comunidades, nuestras iglesias, nuestros gobiernos y nuestro mundo.

 

He pasado tantas temporadas de mi vida anhelando ser reconocida de cierta manera y pensando que estoy viviendo una vida plena y ganando el favor de los demás. Pero me he rendido fácilmente. Me he entregado antes de que la batalla termine.

 

Pero ¿sabes qué?, vamos a pararnos firmes y juntas vamos a decir no más.

 

No paremos. No podemos parar.

 

Jesús, venimos a entregarte nuestros deseos vanos a los pies de tu cruz. Para que más que esas cosas nosotras seamos reconocidas como mujeres que están firmes en fe: mujeres firmes en oración.

 

A Sus pies,

Whitney1
 

“… orar siempre y no desmayar.” ~ Lucas 18:1

 

*Hablemos: ¿Qué influencias negativas han debilitado TUS oraciones? Qué mentiras has escogido creer que te desanimaron a seguir pidiendo en oración? Comprométete hoy a convertirte en esa mujer que es firme en su oración.

 

Traducido por Guissete Hurtado

 

 

 

Anuncios

3 Replies to “Firmes en la Oración”

  1. La fuerza de voluntad para hacer el primer tiempo para Jesús, si no hago primero eso, después el tiempo ya lo tengo encima, los desayunos para los de escuela y marido, los quehaceres diarios y el tiempo se va, y se que lo mejor para mi es apartar el tiempo de oración antes que cualquier otra cosa.

  2. Simplemente gracias. Necesitaba recordar que vale la pena seguir esforzándome. Me cuesta, y mucho, pero sé que Dios me sostiene… No por mi esfuerzo, sino por su amor.
    Gracias por el tiempo invertido en este estudio. Dios les recompense!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s