Orando con sinceridad

S4D1

Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;

Derramad delante de él vuestro corazón;

Dios es nuestro refugio. Selah

Salmo 62:8

Bienvenidas a nuestras semana 4 de nuestro estudio Creciendo en Oración. Antes de que comencemos con los versículos de hoy, quiero decirles lo orgullosa que estoy de poder estudiar y trabajar en los versículos del Viernes pasado.

No soy una persona muy sentimental, pero me emociono mucho cuando veo que las mujeres están dispuestas a profundizar y encontrar más en aquellos pasajes que no son tan sencillos de entender de la Biblia. ¡Y me encantaría poder abrazarlas, por se esfuerzo adicional! Quizás muchas quedaron con más dudas de las que tenían inicialmente. Y quizás el tema de las oraciones de imprecación todavía esta algo confuso (como lo es para mí) pero ME ENCANTO leer sus observaciones, conclusiones y aplicaciones sobre el tema.

Quiero animarte a que revises ese tema y sigas profundizando en él y mientras lo haces ora para que Dios te dé mayor revelación y entendimiento. Mi única recomendación es que te asegures de que tus explicaciones se alineen con el resto de la Escritura (lo que es aconsejable para cualquier tema)

Ahora sí, hablemos de los versículos de hoy.

Esta semana estaremos viendo Cómo Orar y la palabra clave del pasaje de hoy es “sinceridad”. De acuerdo al Salmo 62:8 debemos derramar nuestros corazones ante Dios, lo que en otras palabras quiere decir, sinceramente.

Una oración sincera es aquella que es verdadera y genuina

John Bunyan escribió varias definiciones y una de esas es que “la oración es una entrega sincera, sensible, y afectuosa de nuestro corazón o nuestra alma a Dios, a través de Cristo..”

A primera vista parece simple. Pero si examinamos nuestras oraciones nos daremos cuenta de que no siempre estamos “derramando el corazón”. Por el contrario nos contenemos, le damos vueltas al asunto, nos guardamos algún secreto, y algunas veces las oraciones son vagas y sin pasión.

Debemos recordar que Dios conoce nuestras vidas, nuestras circunstancias, nuestros deseos y nuestras debilidades mucho más de lo que nosotras mismas podemos conocerlas. Nada le viene por sorpresa a El.

Cuando le entregamos nuestro corazón en oración nos da libertad.

Quiere decir que confesemos nuestros pecados y nuestras limitaciones sin excusas, sin darle vueltas y sin engaños. Quiere decir que, de manera muy honesta, le decimos a Dios lo que estamos pensando y sintiendo y los deseos de nuestro corazón. Y esto generalmente nos lleva a oraciones más detalladas y algunas veces puede traer dolor y lágrimas pero también cánticos de alabanza.

Las oraciones sinceras tiene una manera especial de acercarnos a Dios, donde EL levanta nuestras cargas de nuestros hombros y nos cubre con su manta de Consuelo.

Mirando a Jesús,

jen-sig

 

 

Traducido por Guissete Hurtado

 

Desafío semana 4 – Pon atención a tus oraciones y toma la decisión de dejar todo ante el Señor. No te guardes nada, deja que la sinceridad sea parte de tu confesión, tu alabanza, tu petición y tu adoración. 

 

En ADG valoramos tu opinión y hemo creado un formulario que solo te tomará un minuto rellenar pero que nos ayudará enormemente a mejorar nuestro ministerio. ¡Gracias por tu tiempo! PINCHA AQUÍ PARA RELLENAR EL FORMULARIO

 

 


Video semana 4 –

 (Pincha aquí si no puedes ver el video)


 

 

 

Plan de Lectura semana 4 –

s4

Versículo para memorizar semana 4 –

s4

 

Anuncios

One thought on “Orando con sinceridad

  1. Primero que todo gracias por estos estudios. Señor tu conoces de mis temores y angustias, Padre cuando escucho estadisticas de como esta mi pais Venezuela, uno suele preocuparse, pero enseguida pienso que
    el Señor esta con nosotros; eso me fortalece y me da esperanza, le pongo delante de el mis hijos, me duele cuando escucho que mataron a una persona, siento el dolor que debe estar pasando esa familia, pero Señor tu eres el unico que puedes calmar esos dolores. Señor te pido sabiduria y que seas tu cubriendonos en todo momento. Te amo SEñor, te alabo Señor, te glorifico mi Padre celestial, en el nombre de tu hijo amado nuestro Señor Jesucristo Amen y Amen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s