Retirándonos a orar

S2D1

Esta es mi realidad… Vivo en un mundo lleno de bullicio.

 

Desde el momento en el que me levanto hasta el momento de ir a dormir en la noche, hay algo que está llamando mi atención. Hay citas que atender , personas que alimentar, llamadas que responder, proyectos del trabajo para terminar, ropa limpia que doblar , tareas escolares que revisar, Proyectos personales a culminar, aquellas áreas en las que servimos, actividades extracurriculares … Y la lista no termina( en serio, mientras escribía este párrafo recibí 4 mensajes nuevos ).

 

¿Y si, de casualidad, decidí tomarme un tiempo para mí? Me pregunto qué se me estará olvidando a hacer, y trato de llenar esos espacios vacíos con más bullicio o me quedo dormida en menos de tres minutos. Por favor, dime que te pasa lo mismo.

 

Y sé lo que probablemente estás pensando. Y claro que el bullicio no necesariamente es algo malo. Es más, la plenitud de nuestras vidas viene de todas estas maravillosas bendiciones de las personas que amamos, las oportunidades y el llamado que Dios nos ha hecho. Pero teniendo el balance apropiado. Las demandas de nuestra vida, ” este bullicio” en el que nos sumergimos muchas veces, nos roba en ocasiones ese tiempo intencional y vital que deberíamos pasar con Dios para realmente vivir .

 

Jesús vivió en un mundo lleno de bullicio. La tarea que tenía al venir a la tierra era buscar y salvar a los perdidos y ese definitivamente era un trabajo de tiempo completo. Jesús estaba constantemente bombardeado por multitudes, por peticiones y muchas oportunidades de hacer el bien. Incluso después de terminar un largo día de trabajo, siempre habría otro pueblo, otra necesidad… otra alma que necesitaba Su atención. El bullicio y la necesidad eran Su llamado.

 

A pesar de estar constantemente en medio del bullicio, Jesús muchas veces escogió retirarse a un lugar tranquilo para estar en la presencia del Padre.

 

Muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, dejo la casa y fue aun lugar solitario y allí oró.

 

Si Jesús necesitaba tiempo a solas con Su Padre en oración, ¡cuanto más nosotras! Escúchame, te entiendo: la vida es muy ocupada y parece imposible escapar al bullicio. Pero le hacemos tiempo a lo que e importante para nosotras, ¿verdad? Ponemos nuestras alarmas de manera que no se nos olviden nuestros compromisos de trabajo y nuestros programas de televisión favoritos, pero hay muchos días que pasamos sin orar por que la vida está muy ocupada, eso o quizás estamos muy llenas de nosotras mismas.

 

 

¿Qué tal si a cambio de tener esos diez minutos más de sueño, ponemos nuestras alarmas para levantarnos temprano… y orar? ¿Qué tal si en vez de chequear nuestros teléfonos en el elevador o en las luces de trafico…Oramos? ¿Qué tal si en vez de ponernos al día con nuestras redes sociales o enviar mensajes de texto a nuestras amistades (suspiro)… primero oramos? ¿Qué tal si en vez de escuchar la radio al manejar al trabajo o a la escuela…nos comprometemos a orar? ¿Qué tal si en nuestra hora de almuerzo, salimos de la oficina a un lugar sereno…con la intención de conectarnos con Dios en oración? ¿Qué tal si en las- REUNIONES DE ORACION – pasamos menos tiempo hablando y más tiempo orando? ¿Qué tal si en nuestros tiempos de mucha bulla, escogemos intencionalmente, ir a un lugar apartado y pasar tiempo en la presencia de nuestro Padre?

 

Porque vivimos en un mundo bullicioso, no podemos darnos el lujo de NO alejarnos a orar.

Padre, que nuestros corazones valoren más la oración que el ruido…

 

“quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar…… ” ~ 1 Timoteo 2:8

 

****Conversemos: Hoy, ¿te comprometerías a alejarte del bullicio a orar? Cuéntanos dónde y cuándo lo estarías haciendo en los comentarios, y una a una, nos vamos a animar para que comencemos un avivamiento en el mundo entero.

 

A Sus pies,

Whitney1

 

 

 

Traducido por Guissete Hurtado

 

Desafío Semana 2 – Por un día entero – desde el momento en el que te levantes y hasta que vas a dormir en la noche – escribe con detalle en un papel como utilizas tu tiempo. ¿Hay un tiempo dedicado especialmente para orar en tu cronograma diario? Si no lo es, determina qué cambios debes hacer para eliminar las cosas innecesarias o ese “bullicio” que te roba el tiempo y permite que orar se vuelva un gran prioridad en tu diario vivir


Video semana 2

(Pincha aquí si no lo puedes ver)


 

Plan de lectura semana 2 –

PL

Versículo para memorizar semana 2 –

VM

 

Anuncios

3 Replies to “Retirándonos a orar”

  1. Hola a todas!! Sólo por la misericordia de nuestro Señor me estoy levantando temprano (y en vacaciones!!) y lo primero que hago es hablar con él y hacer el devocional Oro todo el tiempo por medio de oraciones breves, “flecha”, que me permiten estar “online” Me esta costando mucho un tiempo a solas en una oración mas extensa Necesito que me apoyen para poder dedicar al Señor un mejor tiempo!! Yo voy a pedir lo mismo para uds!!
    Cada lectura que comparten es preciosa!! El Señor las siga bendiciendo y usando para su gloria!! Ricas bendiciones!!

  2. Hola hermanas! Recuerdo el principio del estudio que comentaba que íbamos a tener luchas, y sí que las estoy teniendo!! En casa estamos teniendo otro aire diferente, es como si se pusiera más espeso. Yo estoy muuuy cansada, con falta de energías y muy desanimada, y a mi esposo parece que siempre le molesta algo. Sinceramente creo que el enemigo está metiendo la cuchara porque es como si de repente todo es más gris. Pero bueno, el Señor nos recalca que esto no es contra cuerpo y sangre sino contra pincipados espirituales, así que sigo con el plan de crecer en la oración. Por cierto, me está ayudando muchísimo, la verdad que me siento más centrada y segura con respecto a lo que poner delante del Señor y con más paz, que me confirma la cercanía del Señor en mi vida. Yo tuve que hacer un esfuerzo para levantarme aún de noche (como en el versículo), para poder tener mi tiempo a solas y de dedicación exclusiva a Dios, tengo dos niños pequeños que les gusta madrugar y a partir de ahí no puedo hacer mucho que me tenga quieta en un sitio. Así que mi hora son las 6 de la mañana, eso sí, en el desayuno me tengo que tomar un Supradyn para mantenerme despierta hasta la noche jeje.
    Un abrazo grande a todas.
    Las amo en el Señor

  3. Gracias por sus palabras. Han tocado fuertemente mi corazón y comienzo a apartar temprano y a la hora de la comida un momento de oracion.

    Enviado desde mi HTC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s