Medios de gracia

Si eres una nueva cristiana, o si llevas años sintiendo que te falta algo, que necesitas más del Señor, te pido que vuelvas a ese día en que decidiste seguirle. ¿Recuerdas lo que sentías en tu corazón? El calor del amor de Dios, la liberación de una carga pesada que durante años llevaste casi sin darte cuenta del daño que te hacía; pero ahora ya está, ya eres Hija de Dios y…. ¿qué pasó a partir de ahí?

Muchas preguntas se formulan en nuestra mente cuando el Señor Jesús con toda su luz irrumpe en nuestra vida. Todavía recuerdo aquel antiguo himno que a través de sus preguntas me hizo detenerme y pensar: ¿Has hallado en Cristo la Gracia y Perdón? ¿Te ha lavado ya la sangre de Jesús?

Lucas nos cuenta en Hechos la experiencia de un etíope que viajaba por el camino que descendía de Jerusalén a Gaza (Hch.8:26-40). Todo comienza con una pregunta (vs. 30) que un siervo de Dios, Felipe, le hace: ¿Entiendes lo que lees?, ¿Entendemos lo que Dios quiere de nosotras?, generalmente necesitamos ayuda para entender sus palabras (vs.31). ¿Cómo podré, si alguno no me enseñare? le responde el Etíope a Felipe, pues estaba leyendo las Escrituras y no entendía.

Es bueno que te hagas preguntas, ellas nos ayudan a continuar, el Etíope le pregunta a Felipe ¿Que impide que yo sea bautizado? después de entender que el Señor se entregó por él en la cruz, dando así un paso más en esa esfera de Gracia, en el camino que nos da la capacidad de entender, aprender y vivir a Dios de una forma personal que nos transformará radicalmente.

¿Cómo puedo conocer más del Señor? ¿Cómo puedo saber qué es lo que él me pide? Veamos juntas los Medios de Gracia que el Señor usa para fortalecernos y cuidarnos durante nuestro crecimiento.

ESTUDIO DE LA BIBLIA: Ella nos ayudará para conocer más, para crecer, para hacernos cristianas maduras y fuertes en el conocimiento de la verdad. “La fe viene por oír, y el oír por la Palabra de Dios” (Rom.10:17).

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia

2 Timoteo 3:16

LA ORACIÓN: El Señor Jesús nos enseñó a orar dirigiéndonos a nuestro Padre con aquellas hermosas palabras “Padre nuestro….” y también a que fuéramos perseverantes cuando usó el ejemplo de la viuda que se hizo pesada para aquel juez injusto. La oración nos transforma haciendo su voluntad en nosotras, en nuestra vida.

Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.

Filipenses 4:6

LA ADORACIÓN: Sus Hijas tenemos el privilegio de venir a la presencia del Gran Yo Soy para adorarle. Muchas veces somos como la samaritana junto al pozo de Sicar, ella le pregunta acerca del lugar donde se debía adorar. Como ha ella nos preocupa más el donde que el cómo, y Jesús nos enseña que es lo importante.

Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad.

Juan 4:23-24

EL SERVICIO: Crecemos en la fe en la medida que le servimos. Del mismo modo que Israel fue sacado de Egipto para servir al Señor en el monte Sinaí, El nos libera del pecado, nos libra de la esclavitud; no para que hagamos lo que queramos, sino para que le sirvamos.

el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo; así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

Mateo 20:25b-28

LA MAYORDOMÍA: Desde la creación Dios pone en manos del hombre sus bienes, nos ha prestado sus posesiones no solo para que las disfrutemos, sino para que las cuidemos. De igual modo tenemos enseñanzas del Señor Jesús acerca de esta mayordomía, pues de cómo usemos estos dones, nos pedirá cuentas.

El reino de los cielos es como un hombre que, yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.

Mateo 25:14

Después de mucho tiempo regresó el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos.

Mateo 25:19

Hermana, el Señor ha dispuesto estos Medios de Gracia para bendecirnos, el quiere decirte al final:

Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.

Mateo 25:23

Ruth Pastor Llaudet

Puedes leer más de Ruth en su blog, Escuchando llover

Anuncios

4 thoughts on “Medios de gracia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s