Construyendo puentes

sem 2 miér

Crecí en una familia bi-racial… escribirlo suena raro para mí, porque nunca vi a mi familia de esa manera. Después de que mis padres se divorciaron mi madre más tarde volvió a casarse y mi papá, técnicamente mi padrastro, era mitad Cherokee y mitad mexicano … pero totalmente mi papá.

Nunca lo vi diferente de mí.

Claro que hubo las bromas ocasionales a nuestro alrededor cuando los amigos nos veían por primera vez. Siempre nos reíamos y decíamos: “¿No ves el parecido familiar? ¡Tenemos la misma sonrisa!”

IMG_1717-1024x768

(Angela y su padre)

Supongo que aprendí a una edad muy temprana que cuando amas a alguien, no te fijas del color de su piel y en lugar de eso miras su corazón.

Mis años de primaria los pasé siendo la niña mimada de la Fuerza Aérea, viviendo principalmente en dos bases militares diferentes, la Base de la Fuerza Aérea Grissom ubicada en Indiana y la Base de la Fuerza Aérea Travis que se encuentra en California.

Desde muy temprana edad yo crecí con amigos que tenían una gran variedad de hermosos colores de piel y trasfondos distintos y ¡ME ENCANTÓ! Es increíble mirar hacia atrás en mi vida y ver cómo Dios, a una temprana edad, puso amor y deseo por la gente de todo el mundo en mi corazón.

Debido a mis antecedentes crecí con la conciencia de que todos somos en realidad iguales, incluso si nos vemos diferentes en el exterior.

Todas queremos ser amadas.

Todas queremos que nuestras vidas sean significativas.

Todas queremos a alguien a quien amar.

Todas queremos ser conocidas… y aceptadas.

Cada una de nosotras lucha contra el miedo, las decepciones y la angustia.

Todas luchamos con el pecado.

¡Y TODAS necesitamos un SALVADOR!

En nuestro pasaje de hoy, Pedro también sabe esta verdad.

A pesar de que creció como un judío ortodoxo, vemos en Hechos 15 a Pedro defender a los cristianos gentiles diciendo que tanto judíos como gentiles son salvos por fe, no por obras. Sin embargo, aquí en Gálatas capítulo 2, vemos a Pedro reaccionar por miedo a lo que los otros cristianos judíos pensarían de él por sentarse y comer con los gentiles.

Cuando nuestras decisiones se basan en el temor de lo que otros piensen de nosotros, tenemos que dirigir nuestra atención de nuevo a Cristo.

Vivimos para una audiencia de UNO.

Los prejuicios raciales y las injusticias han existido mucho antes de los días de Pedro y ciertamente son algo con lo que todavía luchamos aquí en nuestro propio.

Pero como cristianas, estamos llamadas a ser diferentes.

No hemos de considerar el valor de otra persona como el mundo lo hace.

Tenemos a Cristo y tenemos el Evangelio, ¡que es lo que hace la diferencia!

Ahora, como cristianas, nuestro papel en nuestros barrios, pueblos, estados y en el mundo es convertirnos en puentes que unen a grupos segregados.

Parte de desenmascarar los prejuicios es llegar a conocer personalmente en realidad a las personas por las sentimos prejuicios.

Y nos guste o no, te garantizo que todos tenemos prejuicio contra algún tipo de grupo de personas. Los prejuicios no siempre se tratan del color de la piel de una persona.

“Pedro era un Judío, sin embargo a través de su fe en Cristo se había convertido en cristiano. Porque él era cristiano, formó parte de la iglesia, y en la iglesia no hay distinciones raciales (Gálatas 3:28.). “- Warren Wiersbe

Amigas, vivimos en un tiempo increíble para vivir el Evangelio en nuestras vidas. Hay personas en nuestras vidas que necesitan saber que son importantes y que son amadas entrañablemente.

No vamos a cometer el error que cometió Pedro y conducir a los amigos y miembros de la familia por mal camino. ¡Vamos a mostrarles la belleza del Evangelio trabajando en nuestras vidas!

Vamos a ser intencionales para llegar a otras personas que no son como nosotras.

Seamos intencionales con nuestras amistades, salgamos de nuestra zona de comodidad y veámonos a nosotras mismas como constructoras de puentes.

“Nos sentamos cortésmente junto a “esas personas” en la iglesia, pero no vamos a “comer” con ellos; no vamos a ser muy amigas de ellas. No vamos a socializar con ellas, compartiendo nuestras vidas y hogares y cosas con ellas. Vamos a mantener relaciones formales y verlos sólo en las reuniones oficiales de la iglesia.

Todo esto viene de no vivir de acuerdo con el evangelio. Sin el evangelio, nuestros corazones tienen que fabricar la autoestima mediante la comparación de nuestro grupo con otros grupos. Pero el evangelio nos dice que todos somos impuros sin Cristo, y todos limpios en Él. ” Tim Keller

Ohhh amigas, que Dios nos use para ser constructoras de puentes en un mundo herido que necesita desesperadamente ver el evangelio vívido en nuestras vidas!

No perdamos un día más y viviendo en el miedo como Pedro… porque vivimos “para un tiempo como este!”

Hablemos:

¿Qué medidas puedes tomar hoy para ser una constructora de puentes en tu comunidad? ¿No estás segura? Pídele a Dios que coloque a alguien en tu vida para que puedas!

¿Ya eres una constructora de puentes? Si es así, nos encantaría saber qué medidas estás tomando para ser intencional al llegar y vivir la vida con otros que parecen ser diferentes a ti.

¡Ama a Dios Grandemente!

angela

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Anuncios

3 thoughts on “Construyendo puentes

  1. Excelente artículo! Yo voy a una iglesia donde el domingo llegan más de 600 personas de casi tooodas las nacionalidades hispanas. Una cosa tiene 5 nombres según el país! Aunque todos “vamos a la iglesia”, no todos tenemos la misma madurez espiritual ni la misma relación con el Señor. Estoy tratando de sentarme en lugares diferentes para conocer diferentes personas, y ver si puedo servir de bendición, pero aveces también cuesta porque no todos se abren a una conversación o a un simple “Hola, Dios te bendiga!”. Pero sigo tratando porque se que el Señor me pondrá donde El quiere que yo esté.

  2. Esa es la clave. Tomar contacto y hacer amigos. Hoy en día tenemos este medio que nos ayuda tanto; usémoslo bien y será de mucha bendición para tantas personas que llegan a la Iglesia en soledad, desasosiego, buscando la mano amiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s