Combate la mentira con alabanza

11694925_10155740355645223_8496644796172631708_n

Hola y bienvenidas a nuestra última semana de estudio del Salmo 119. Estoy muy orgullosa de cada una de ustedes que ha estado acompañándonos hasta ahora. El Salmo 119 no es un capítulo de acción, por el contrario, de manera muy metódica y con gran detalle presenta las virtudes de la Palabra de Dios y los efectos de esta en la vida del autor… y, en consecuencia, de nuestra vida.

Los versículos de hoy realmente me impactaron:

La mentira aborrezco y abomino;
Tu ley amo.
Siete veces al día te alabo
A causa de tus justos juicios

El salmista odia la falsedad, pero esta no es una palabra lo suficientemente fuerte que pueda describir como se siente. El detesta la falsedad. La aborrece.

Esto me recuerda a Proverbios 6:17 donde se nos enseñan siete cosas que el Señor aborrece (otra vez esta palabra tan fuerte). Y la lengua mentirosa es una de ellas.

¿Por qué se usa un lenguaje tan fuerte?

Mentir está en total oposición a quien es y a lo que es Dios. Pero se acerca perfectamente al carácter de Satanás (Jn 8:44). El es llamado el padre de  mentira. Él trata con mentiras en todas las formas: desde mentiras audaces, a unas más arraigadas, también con verdades retorcidas mezcladas con mentiras. Mentir es su negocio.

Dios, por el contrario, es verdad. El no puede mentir (Tito 1:2). Va en contra de Su naturaleza y así como nosotros sólo podemos ser humanos, Dios solamente puede ser verdadero.

Así que la razón para que este lenguaje tan fuerte sea usado en relación con la mentira es que cuando mentimos estamos actuando como el demonio.

Cuando estaba leyendo estos versículos iba asintiendo con mi cabeza y decía amén, pero a medida que profundizaba en ellos y pensaba en lo que significaban para mi vida, entonces comencé a sentirme muy incomoda. Cuando le digo a mis hijos que el chocolate se ha terminado sabiendo que estoy guardando un poco para mí, estoy deshonrando a Dios y tomando el lado de Satanás.

No importa lo pequeña o insignificante sea la mentira. Cualquier falsedad es una reflejo de Satanás y deshonra a Dios. Como cristianas, debemos tener un interés extremó por la verdad.

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;  átalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión  ante los ojos de Dios y de los hombres. – (Proverbios 3:3-4).

Si bien esto suena noble y piadoso (y lo es), la verdad no siempre va a producir los resultados que podríamos esperar. La verdad no se respeta. Vivimos en un mundo donde las mentiras son más deseables que la verdad. La gente miente sobre su edad, sus ingresos, su matrimonio y su género. Mienten con el fin de avanzar en sus carreras y mienten con el fin de salir del paso.

El justo aborrece la palabra de mentira;
Mas el impío se hace odioso e infame.
(Prov. 13:5).

Así que, ¿cómo peleamos contra la tentación de mentir? ¿Cómo nos convertimos en amantes de la verdad – no sólo en teoría – sino en la práctica?

A través de la alabanza (v 164). Alabar a Dios nos ayuda a pelear la mentira porque nos ayuda a enfocarnos en el maravilloso carácter de Cristo, ablanda nuestro corazón hacia la verdad y, en el proceso, se endurece hacia la mentira. La mentirase vuelve desagradable cuanto más conocemos a Dios.

Otra forma de enamorarse de la verdad es centrarse en la Palabra de Dios, porque es verdadera.

Debemos envolvernos en esta verdad revelada de Dios y orar para que nuestros corazones se ablanden hacia la verdad hasta el punto de que no estemos dispuestas a mentir incluso en las cosas aparentemente pequeñas.

El problema es que no tenemos la voluntad o la fuerza para ser constantes diciendo la verdad y por eso, una vez más, necesitamos a Cristo. Necesitamos su perdón por todas las veces que hemos fallado, por las mentiras que decimos sin pensar y las mentiras “pequeñas” que salen tan fácilmente de nuestra boca, por nuestra cobardía para decir la verdad. Cristo pagó todo y nos ha dado el Espíritu Santo para ayudarnos a ser más sensibles a todo pecado y fortalecernos cuando enfrentamos a la tentación.

Mirando a Jesús,

Jen

Desafío Semana 8: Identifica algunas áreas de tu vida en las que has sido tentada a ocultar la verdad o a mentir. Esta semana sé totalmente honesta con Dios en arrepentimiento y pídele que te enseñé a amar la verdad. Pídele que te dé sabiduría para hablar cuando estés diciendo la verdad. La honestidad no quiere decir que seamos irrespetuosos o groseros. Podemos decir la verdad de una manera amable y amorosa , lo que significa escoger nuestras palabras con cuidado y sabiamente.

El video de la semana:

Guía devocional semana 8Guía devocional semana 8

Devocional de niños semana 8Devocional Salmo 119 niños semana 8

Plan de lectura semana 8

s8plan

Versículo para memorizar semana 8

vmsem8

Anuncios

3 Replies to “Combate la mentira con alabanza”

  1. Hermoso devocional!!! Es cierto que no somos sinceras (sin doblez) siempre!!! Necesitamos cambiar ya!!! Muchas gracias por apoyarnos a quienes estamos partipando de este estudio que tan bien nos hace!!! Ricas y abundantes bendiciones en el Señor!!! ❤😊

  2. Las Bendigo Siervas por el esfuerzo que hacen día a día para traernos tan Lindas enseñanzas, en lo personal han edificado mi vida de una gran manera. Muchas gracias y que El Altísimo las continúe Bendiciendo y dándoles Sabiduría!! Les Amo !!!

  3. Gracias por los estudios, hermana podría ayudarme con el estudio de niños semana cinco, y la guía devocional Semana cuatro y cinco

    Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s