La Palabra de Dios, nuestro Consuelo…

port art sem3l

¡Bienvenidas a la semana 3 de nuestro estudio del Salmo 119!

¿Qué haces cuando necesitas consuelo?

 

Para mi es la gente. Si estoy triste o asustada o preocupada o desanimada busco a mi esposo o a mis amigos.

Pero las personas no son la única fuente de consuelo, ¿verdad? Algunos buscan consuelo en el dinero, en la adquisición de cosas materiales, comida, en el trabajo, o en dormir. Otros se escapan por medio de libros de ciencia ficción o películas. Y tristemente, Algunos buscan drogas y alcohol.

No hay nada malo en buscar consuelo en los demás, en 1 de Tesalonicenses 5:11 nos dice que debemos animarnos los unos a los otros. También es bueno ver una película cómica que nos haga reír cuando estamos un poco desanimadas. Pero no podemos contar en que las cosas terrenales nos traerán un consuelo duradero.

Una vez que los amigos se van o la película se termina nos quedamos con nuestro sufrimiento. Las cosas terrenales nos pueden consolar solamente parcialmente, pero el Salmista nos dice que hay un lugar donde encontraremos consuelo real y duradero.

Encontramos que cada octavo versículo del Salmo 119 tiene un tema, y la sección de hoy en el Salmo 119:49-56 nos muestra como la palabra de Dios es nuestro consuelo. El versículo 50, en particular, es un versículo clave para nosotras:

lun sem3

Si aceptamos estas palabras por Fe, se vuelven personales. Estas palabras no son de un dios cualquiera, pero de nuestro Dios. Estas son palabra de nuestro Padre, nuestro redentor. Le pertenecemos a. Él, y el cuida de nosotros.

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones ~ 2 Cor. 1:3-4”

La palabra de Dios nos puede dar paz mientras estamos en la tormenta. Nos puede consolar cuando estamos asustadas, cansadas o sin fuerzas. Podemos tener la esperanza de que El estará con nosotras en medio de nuestra situación.

Romanos 15 nos dice que “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.”

El mejor consuelo que encontramos en las escrituras es que Cristo murió por nosotras. Pone todas las cosas en perspectiva. Tenemos algo más esperando por nosotras. Esos momentos difíciles – cuando están difíciles – sólo van a durar por un tiempo.

La palabra de Dios tiene la habilidad de darnos vida en medio de cualquier circunstancia… vida que está llena de esperanza, dicha, alabanza y fuerza.

Mirando a Jesús

Jen

Traducido por Guissete Hurtado

Desafío semana 3: Piensa en algo que está haciendo tu vida difícil – puede ser fatiga, enfermedad, problemas en tu relación, etc.- Luego busca versículos que puedan darte esperanza y consuelo en medio de tu situación. Observa las cualidades de Dios, recuerda sus promesas y mira el trabajo que hizo Cristo por ti en la cruz.

Recursos Extra, semana 3:

devocional Salmo 119 niños semana 3

Guía devocional semana 3

Video de la semana 3:

Versículo Para Memorizar, semana 3:

3

Plan de Lectura, semana 3:

3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s