Nadando en el Bautisterio

sem 3 viernes

El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo, quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.” 1 Pedro 3:21-22

Los cristianos tienen, en toda la historia de la iglesia, un desacuerdo en ciertos aspectos del bautismo. Mucho de lo que escribo aquí es aceptable para todos, pero estoy escribiendo esto desde una perspectiva teológica bautista. Esto significa que hay puntos en los que mis hermanas presbiterianas, luteranas, anglicanas y de otras denominaciones no estarán de acuerdo conmigo. Amo a mis hermanas de otras denominaciones (y las iglesias no denominacionales), y simplemente quiero animar a todas a tomar en serio el bautismo.

Durante mis años de secundaria mi padre era un pastor de una iglesia de la ciudad de Frankfurt, Alemania. El edificio en el que vivíamos tenía 5 pisos. La iglesia se encontraba en los primeros 2 pisos y vivíamos en la 5ª planta. De vez en cuando mis hermanas y yo nos poníamos nuestros trajes de baño y tomábamos un baño en el bautisterio. Era como nuestra propia piscina.
No fue sino hasta que tenía 16 años que entré en ese mismo bautisterio por una razón completamente diferente. Yo estaba lista para dar ese paso de obediencia y hacer público mi amor por Cristo y mi fe.

El bautismo es una ordenanza mal entendida a menudo; un comando que es fácilmente puesto a un lado e ignorado. Ya que Pedro trae a colación el tema del bautismo en nuestro texto pensé que sería bueno para nosotras tomar algún tiempo para discutir y pensar un poco más sobre él

¿Qué es el Bautismo?

Post Tenebras Lux – “Después de las tinieblas, la luz” está grabado en el Memorial de la Reforma en Ginebra, Suiza. Esta es la hermosa verdad del evangelio. La sombra del pecado ha sido superada por la luz del Evangelio, la oscuridad de la muerte ha sido golpeada por el Hijo de Dios. Por la gloriosa vida, muerte y resurrección de Jesús, lo viejo se ha hecho nuevo. Todo esto es lo que celebramos en el bautismo.

La palabra bautismo proviene de la palabra griega baptizo que significa “sumergir repetidamente, para sumergir o sumergirse; abrumar”. Charles Spurgeon, otro bautista, dijo que en el bautismo, “el elemento debe abarcar su objeto”. Así que, de la misma forma en la que Cristo fue sumergido en la ira de Dios, rodeado por la muerte y enterrado en la tumba, nosotros, como señal de que hemos sido unidos con Cristo (Romanos 6: 3), somos sumergidos, abrumados, y enterrados en el agua. Y de la misma forma en la que Cristo fue resucitado de la tumba, así somos levantadas nosotras fuera del agua como un signo de que hemos resucitado con Cristo a una nueva vida (Rom. 6, 4). Cuando Pedro dice: “este agua simboliza el bautismo que ahora nos salva también-no quitando las inmundicias de la carne, pero la promesa de una buena conciencia delante de Dios” no está diciendo que el rito del bautismo (quitando las inmundicias de la carne) salva, sino que lo que este representa (la unión con Jesús que conduce a una “conciencia limpia ante Dios”) salva.

¿Por qué Bautizarse?

 

El bautismo normalmente marca el aspecto público de la fe de un cristiano. Muchos consideran su vida cristiana como un asunto privado. Aunque que su conversión fue una experiencia muy privada, no estaba destinada a permanecer en privado. Estamos llamadas a ser parte del cuerpo de Cristo, la iglesia, que se convierte, para nosotras, en una nueva familia. El bautismo es un reconocimiento público de que usted pertenece en cuerpo y alma a Jesús y a esta familia de creyentes.
También nos bautizamos por obediencia (Mat. 28: 18-20; Mateo 10: 32-33.). En la mente de un cristiano, el bautismo no debe ser opcional. Es una forma en la que seguimos el ejemplo y el mandato de Cristo.
Qué increíble gracia que Jesús tomara nuestro pecado para que pudiéramos estar puras y sin vergüenza ante Dios. ¿Quién no querría proclamar esto desde la cima de la montaña? El bautismo es una manera de anunciar nuestra alianza inquebrantable con Dios. Su muerte ha sellado nuestra vida, y ahora somos de él.

¿Quién debe ser bautizado?

El bautismo es para todos los creyentes. Es para todos los que entienden la profundidad y lo feo de su pecado y pueden decir, “por fe creo que Jesús es el Hijo de Dios quien murió por mis pecados.” (Hechos 8:26-38).

¿Qué es lo que detiene a muchos de ser bautizados?

En la Biblia vemos, una y otra vez, historias de personas que creen en Jesús y de inmediato se bautizaron. Pero hoy en día muchos son displicentes acerca del bautismo. ¿Por qué tanta indiferencia acerca de esta ordenanza sagrada?

Para algunos es una falsa comprensión del bautismo. Hay muchos que piensan que es sólo una buena sugerencia en lugar de una ordenanza importante para participar.

Para algunos es el temor del hombre. Esto es lo que me retuvo a la hora de ser bautizada. Me sentía incómoda estando de pie delante de la gente. ¿Qué están pensando de mí? ¿Parezco tonta? Yo estaba demasiado preocupada por la opinión de los demás en lugar de preocuparme por la voluntad de Dios. Yo estaba demasiado centrada en mí misma en lugar de centrarme en lo que Jesús hizo por mí.

Pero esta es la cuestión: ¡Nunca es tarde!

Si aún no has sido bautizada como seguidora de Jesús, puedes y debes seguir al Señor a través de las aguas bautismales. No, el bautismo no salva. Sólo Jesucristo salva. Pero el bautismo es un cuadro de que hemos sido sepultadas con Cristo y hemos sido resucitadas a una nueva vida; una vida de perdón y paz, una vida de justicia y gozo, una vida de amor a Dios y al prójimo. Lo viejo ha pasado, lo nuevo ha llegado (2 Cor. 2:17). Alabado sea Jesucristo, nuestro Redentor y nuestro Dios.

Mirando a Jesús,

Jen

Traducido por Larissa Zelaya-Barragán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s