Creadas para el Amor y las Buenas Obras

hebr 10-24-25

Unos días atrás me sentía desanimada. Estaba frustrada por todas las imperfecciones que veía en mi vida. Al día siguiente, una amiga de la iglesia se acercó a mí y me compartió acerca de su semana. Estábamos experimentando el mismo sentimiento, pero en lugar de revolcarnos juntas en nuestra miseria, ella comenzó a compartir unos versículos de la Escritura en los que había estado meditando. Comenzamos a hacer una lluvia de ideas acerca de cómo podemos salir de esa depresión y pelear en contra de la tentación de quejarnos.

Había perdido mi enfoque y Dios envió esta amiga para ayudarme a quitar mis ojos de mí misma y ponerlas una vez más donde pertenecen, es decir en Cristo.

En nuestro pasaje, el autor de Hebreos quiere que lleguemos a ser prácticas. Tenemos que “considerarnos las unas a las otras para estimularnos al amor y a las buenas obras”.
Primero tenemos que averiguar lo que quiere decir con amor y buenas obras.

Amor

Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”.  Este es el primer mandamiento y el más importante.  Hay un segundo mandamiento que es igualmente importante: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” Mateo 22:37-39

El amor es cariñosa devoción. Hemos de tenerlo para Dios primero, y luego para los demás. Afortunadamente Dios no se limita a emitir una orden fría. Él nos muestra el camino.

La mejor manera de aprender este tipo de amor es mirar a Jesús. Su amor por nosotras es desinteresado, no espera nada a cambio, es amable y gentil, sacrificio e incondicional. Así es como los cristianos deben amarse unos a otros. Debemos cultivar verdadero afecto por el otro y la devoción por el bien de los demás. Esto es especialmente cierto para aquellos que están en su iglesia, grupo comunitario, estudios bíblicos, la familia y el vecindario. El amor busca, sirve, y sacrifica en la alegría por lo que refleja (la gloria de Dios) y lo que hace (bendice a otras).

El amor es paciente, bondadoso, no envidioso, no se envanece, no es arrogante o rudo (1 Cor 13).  Este amor se manifiesta en la manera en que hablamos con nuestras amistades, comentamos en línea y actuamos hacia otros que nos han herido o nos frustran. Si una amiga comparte un área de pecado, tenemos que amarla así como Cristo nos ama y debemos de decirle, “lo que estás haciendo es pecado, pero te amo y estoy aquí para orar por ti y ayudarte en la manera que pueda.” el amor corrige. Salva al débil, no ignora no se aprovecha de ellos.

Buena obras

Las buenas obras son acciones y palabras que fluyen de la fe y de un Corazón que ama. El Apóstol Pablo habla bastante de las buenas obras y usa esta frase 6 veces en el libro de Tito.

Las buenas obras es la forma en la que obedecemos a Dios, imitamos a Jesús, honramos a los demás creyentes, atendemos a nuestros vecinos, y la forma en que la luz brilla en una sociedad sin Dios.
“De la misma manera, deja que tu luz brille ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. “Mateo 5:16
La vida cristiana es compartida con otros y una gran parte de ella es encontrando maneras de inspirar a los demás a seguir a Cristo, prácticamente, en el amor y las buenas obras.
Aquí hay algunas maneras prácticas en las que podemos revolver unos a otros al amor y a la buenas obras.

  1. Conociendo a otros cristianos.

Eres una parte importante del cuerpo de Cristo. Se te han dado dones y talentos que se van a utilizar para el beneficio de otros. Conocer gente lleva tiempo, pero hará que tu vida sea mucho más rica y vas a enriquecer la vida de los demás.

  1. Compartiendo lo que estas aprendiendo

Yo siempre me animo al escuchar a mis amigas compartir lo que ellas están estudiando, aprendiendo y leyendo. Muchas veces es lo que necesito para volverme a Dios, a Su Palabra y muchas veces me emociona para compartir con ellas las cosas que estoy aprendiendo.

  1. Orando

Nunca subestimes el poder de la oración. Dios lo usa para trabajar cosas maravillosas en la vida de Su pueblo. Es fácil decir “voy a orar por ti” y luego olvidarse de él. Tal vez sería mejor para orar por alguien y luego decirles que usted lo hizo. Es alentador saber que alguien ha pensado en ti y rogado por ti.

  1. Con Ejemplo

Nuestras vidas deben ser tales que los hombres puedan copiarlas de forma segura. – C. H. Spurgeon

Esto significa tomar el camino alto, perdonar a otros sus ofensas (y lo harán), practicando la hospitalidad y amabilidad de hablar de los demás. Se encarga de la decepción de una manera piadosa: visitando a alguien en el hospital, teniendo una comida con alguien, o siendo niñera para una mamá desgastada que necesita desesperadamente una cita con su esposo.

Mis amigas, la vida no es para vivirla solas. Terminaremos desanimadas, agotadas, débiles y tal vez incluso encaminándonos por un camino equivocado (a veces sin darnos cuenta). Nos necesitamos unas a otras.

Tenemos que aprender juntas y reír juntas, necesitamos aliento y, a veces corrección. Tenemos que ser amadas por las demás y necesitamos que se nos recuerde el último amor que tenemos en Jesús.

Mirando a Jesús,

Jen

 

 

Traducido por Larissa Zelaya-Barragán

Anuncios

One Reply to “Creadas para el Amor y las Buenas Obras”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s