Una invitación increíble

Una invitación increíble

Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Juan 14:15-21

 

Jesús sigue con Su discurso de despedida dirigido a sus amigos. Si me amáis, dice, me haréis caso, porque ya sabemos que obras son amores y no buenas razones. Se lo cuenta así porque en breve va a ser separado violentamente de ellos. Él se marchará porque lo van a arrastrar, preso, ante un tribunal injusto que lo condenará a muerte; ellos también se marcharán, presos de su propio miedo, y huirán de todo lo que tenga que ver con Jesús hasta que se les muestre resucitado.
El drama de la separación, cuando llevaban apenas tres años con el maestro, supuso una crisis de la comunidad que tuvieron que superar con mucho esfuerzo. Hoy nos resulta imposible hacernos una idea de lo que eso entrañaba para aquel pequeño grupo amenazado. Jesús era su único valor, el único centro de sus vidas. Jesús creía en ellos mucho más de lo que ellos creían en sí mismos… como nos pasa todavía hoy.

Después de la resurrección ellos sabían que Jesús estaba de verdad vivo, que no se trataba solo de un recuerdo, de un deseo, de un ideal, sino de una vida distinta, plena, auténtica, que había alcanzado tras entregar su vida del todo por amor. Pero no tenían el calor de Su mirada, Sus palabras —tiernas o exigentes, siempre llenas de buenas noticias—, Sus manos ásperas y curtidas por el trabajo con las que daba la salud a quienes acudían a Él. Les faltaba Su presencia física y al mismo tiempo sentían con intensidad Su presencia real, viva, interna, dinámica.
Espíritu significa literalmente aire. Así, como el aliento que entra en el cuerpo y da vida, entendían los primeros cristianos la presencia de Dios dentro de ellos. La comunidad de Juan reflexiona y ve que Jesús no les ha dejado huérfanos, que Su Espíritu viven dentro de ellos, que llevan a Dios por todos los rincones de su existencia.

Esta invitación increíble se hace extensiva a todas nosotras. El autor del evangelio lo escribió así a propósito. Porque sabía que iban a pasar los años, y que seguiríamos recordando a Jesús y Sus palabras, pero que se nos iba a olvidar que dentro de nosotras mismas, por puro regalo suyo, sigue palpitando Dios mismo con toda Su fuerza, Su inmensidad, Su potencia, Su amor.

No somos nosotras sus dueñas, no es algo que podamos controlar. Pero tampoco es una idea bonita ni una auto-sugestión vacía. Es tan real y concreto que hasta Juan nos indica cómo podemos verlo: En quien cumple el mandamiento de amor que Jesús nos enseñó con palabras y nos mostró con Su entrega.

Donde hay caridad y amor, allí está Dios, dice un antiguo himno cristiano. El amor que vive y fluye y se agita dentro de nuestra sociedad, que desde hace milenios está ahí y seguirá estando siempre, es el mejor signo de que Dios renueva y transforma a cada momento la inmundicia del mundo. Solo nos pide que le prestemos nuestro tiempo, nuestro rostro, nuestra voz, nuestra mirada, nuestras manos. Así podrá hacerse presente, podrá manifestarse a muchos más que lo necesitan urgentemente y no lo encuentran.

Jesús también nos ha asegurado que, si somos capaces de entregarnos a Dios como Él hizo, la experiencia nos va a doler; en el alma y en el cuerpo, en los pies, las manos y el costado. Pero ningún otro camino lleva hasta donde Él está, hasta la vida plena.

Patricia ஐ.¸¸•´¯`•.¸¸.•

Blog de Patricia – Tutti-Frutti

Página de Facebook Tutti-Frutti

Anuncios

5 Replies to “Una invitación increíble”

  1. Qué alivio que el Señor Jesús, no nos dejó solos y que nos guía ,conduce y forma a través de su Santo Espíritu. Su sello en nuestros corazones ,como señal única de pertenencia al Padre.
    ¡Alabado sea Dios por esto!.

  2. El Espíritu Santo es la Presencia misma de Dios en nosotras que nos ayuda a vivir como Dios quiere y a edificar la iglesia. La palabra que se traduce CONSOLADOR combina las ideas de consuelo y consejo. El Espíritu Santo es una persona poderosa que está de nuestra parte,obrando por nosotras y con nosotras,esta con nosotras para siempre;nos enseña;nos recuerda la palabra,nos convence de pecado,nos muestra la justicia de Dios,nos guía a la verdad,nos comunica las cosas que vendrán,glorifica a Cristo. Tener al Espíritu Santo es tener a Jesús mismo dentro de nosotras,pero para que Jesus haga morada con su Padre en mi debo amarlo y amarlo significa obedecerlo. El amor no son solo palabras bonitas, es compromiso y conducta. Si amo a Dios, debo demostrarlo obedeciendo su Palabra. Gracias Dios por el privilegio de ser guiada por tu espíritu, enséñame cada dia tu voluntad.

  3. Gracias chicas por sus comentarios!!!
    Tenemos un Dios tan maravilloso que se ocupa de cada detalle de nuestra vida!!! NO solo dandonos todo lo que necesitamos y hasta lo que anhelamos sino que nos capacita y nos equipa de muchas maneras para llevar adelante Su palabra!!! Para ser “luces” en este mundo que se pierde. En el lugar donde estamos… con sólo apartar “tiempo, obediencia y deseos de agradarle y ser agradecidas” Bendiciones!!! ♥

  4. Amen Extraordinario el amor de Dioss Bendicioned y doy gracias a El x ser ustedes un instrumento

    Enviado desde mi Samsung Mobile de Telcel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s