Convirtiendo nuestro hogar en templo

viernes semana 3

Estos versículos realmente me tocan. Estoy sorprendida con Ana. Quiero que sea mi mentora, pero como yo no tengo una máquina para viajar en el tiempo por el momento, voy a tener que conformarme con que su vida me hable a través de estos versículos. No hay mucho parecido entre Ana y yo. Ella estaba entrada en años, viuda, y tenía grandes cantidades de tiempo libre para pasar en ayuno y oración en el templo. Yo, por otro lado, estoy entrando en la edad media, todavía tengo a mi marido, madre de 6, y vivimos en Uganda. Tengo muy poco tiempo libre, y los momentos de tranquilidad son escasos o inexistentes.

Así que es aquí en donde estoy tentada de enviar a Ana por su camino feliz y asumir que su vida no tiene nada que ver con la mía. PERO. Ella es una mujer atrapada en la Gran Historia de la Redención. No podía conseguir suficiente. Fluyó desde su vida. Ella habló de ello a todos. Y esto es hermoso para mí. Me parece irresistible. ¡Oh, como quiero que esto sea cierto en mí también!

¿Y si tomara su situación, su devoción, su compromiso para dar gracias y hablar acerca de la redención y lo convirtiera en mi diario vivir? ¿Cómo se vería?

¿Y si hiciera de mi casa un templo y pasara mis días adorando con ayuno y oración día y noche?

¿Puedo tomarme uno de esos momentos, alguno lleno de ropa para lavar y tratar de convencer a un joven sobre los beneficios de bañarse, y convertirlos en actos de adoración? ¿Puedo? ¿Puedo convertir mis palabras en agradecimiento a Dios y hablar de Su redención a todos?

¿Cómo se vería eso? Estos son algunos pensamientos sobre cómo comenzar:

  • Poner mis ojos en Jesús. Bañarme en Su redención. Contemplar Su No hay sustituto ni lista que marcar. El Evangelio es donde empieza y termina.
  • Apagar el ruido y estar en silencio. {levantarse temprano, tiempo en silencio en las tardes, apagar la televisión , apagar el internet}
  • Dejar mis ídolos. Enjuagar, Arrepentirme, Todos los días, cada hora, minuciosamente, me encuentro corriendo a los ídolos en mi corazón. Cosas que me tientan lejos de ayudarme a contemplar. Tengo que volver continuamente al Señor y arrepentirme y pedir al Espíritu Santo que me ayude a convertirme de estas cosas. {Internet, la apariencia, el orgullo, la reputación, por nombrar sólo algunos.}
  • Encender el mensaje que necesito escuchar{Encender la música de adoración, buscar las Escrituras, buscar a personas en mi vida que me retan en mi Corazón a seguir al Señor.}
  • Cambiar cada momento mundano en un acto de Adoración, no importa lo pequeño que sea, desde cocinar hasta limpiar, desde bañar a restregar.
  • Cambiar mis palabras en palabras de adoración y agradecimiento. Declarando a todos la redención.

Tomemos este momento, en nuestros días que quedan hasta Navidad, convirtiendo nuestras casas en templos. Gracias, Ana, por dirigirnos en ese camino. El camino hacia Jesús, La ruta hacia la Navidad.

Todo por Jesús,

joy-signature

Advertisements

One Reply to “Convirtiendo nuestro hogar en templo”

  1. Me encanta este mensaje ,increhible como Dios la usa hna y desde uganda! Tremendo hna que nuestro buen Dios continue dandole mas para darnos a nosotras yo vivo en el pulgarcito de america El salvador san salvador c.a . Anhelo l que mi hogar sea un templo bendiciones ,saludos a su familia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.