Porque no es demasiado tarde para cambiar

 

 miércoles semana 2  

“Si Dios puede reconocer a alguien con el transfondo de Rahab y todavía hacerla útil, Él todavía puede cambiarte a ti y hacerte útil para el reino de Dios y para el avance de lo que Dios está haciendo en Historia.” – Tony Evans

 

 

Rahab era una pagana, una cananita, una prostituta… una mujer con un pasado.

Me atrevería a decir que ella es la mujer más improbable de ser incluida en la genealogía de Jesús que aparece en Mateo 1.

Amiga, ¿Estás viendo este patrón… una y otra vez? Dios nos está mostrando a través de nuestro Señor, en la genealogía de Jesucristo, que Él usa a mujeres quebrantadas.



Mujeres que no son perfectas.

Mujeres que no tienen todo en orden.

Mujeres que se tiñen de vergüenza.

Mujeres que tienen reputaciones.

Él las escogió para ser parte de Su linaje como Él te elige a ti para ser parte de esta increíble historia, que está escribiendo a través de nuestras vidas… ¡para Su gloria!

Estoy tan emocionada de que Dios, en su misericordia increíble, haya incluido a Rahab en la genealogía de Jesús. ¿Por qué? Porque necesitamos esta historia… necesitamos su historia. Como mujeres que no estamos a la altura de Su gloria a diario, necesitamos que se nos recuerde que Dios puede hacer un trabajo increíble a través de todas y cada una de nosotras, si se lo permitimos.



Necesitamos que se nos recuerde que Dios puede hacer un trabajo increíble a través de nuestras vidas.

Rahab era una mujer que tomó decisiones muy pobres en su pasado.

Rahab era una paria.

Sin embargo, Rahab se convirtió en una mujer que tenía una increíble cantidad de fe y ¡ella puso su fe en acción! Ella puso a Dios por encima de su devoción a su pueblo, a su país e ¡incluso a su vida!

“Antes que ellos se durmieran, ella subió al terrado y les dijo:

–Sé que Jehová os ha dado esta tierra, porque el temor de vosotros ha caído sobre nosotros, y todos los habitantes del país ya han temblado por vuestra causa.

Porque hemos oído que Jehová hizo secar las aguas del Mar Rojo delante de vosotros cuando salisteis de Egipto, y también lo que habéis hecho con los dos reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán, con Sehón y Og, a los cuales habéis destruido.

Al oír esto ha desfallecido nuestro corazón, y no ha quedado hombre alguno con ánimo para resistiros, porque Jehová, vuestro Dios, es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra.

Os ruego pues, ahora, que me juréis por Jehová, que como he tenido misericordia de vosotros, así la tendréis vosotros de la casa de mi padre, de lo cual me daréis una señal segura; que salvaréis la vida a mi padre y a mi madre, a mis hermanos y hermanas, y a todo cuanto les pertenece, y que libraréis nuestras vidas de la muerte.

Ellos le respondieron:

–Nuestra vida responderá por la vuestra, si no denuncias este asunto nuestro; y cuando Jehová nos haya dado la tierra, te trataremos con bondad y lealtad.

Entonces ella los hizo descender con una cuerda por la ventana,[8] pues su casa estaba en el muro de la ciudad y ella vivía en el muro.

Les dijo:

–Marchaos al monte, para que los que fueron tras vosotros no os encuentren. Estad escondidos allí tres días, hasta que vuelvan los que os siguen; después os iréis por vuestro camino.” Josue 2:8-16 Reina Valera 1995

 

A través de su fe en Dios, Rahab no dejó que su pasado definiera quién podría convertirse en su futuro.

Con Dios, nuestro pasado se convierte en una gran oportunidad para mostrar cómo Él redime a los que acuden a Él. A causa de nuestro pasado, podemos traer gloria a la asombrosa realidad del poder de Dios y de su capacidad de cambiar vidas.

Rahab era una mujer con un pasado, pero con la ayuda de Dios, se convirtió en una mujer con un final de cuento de hadas inimaginable.

¿Recuerdas a los dos espías que Rahab escondió? Bueno, ella termina casándose con uno de ellos… Salmón y juntos tienen a Booz.

Como resultado de su matrimonio con Salmón, uno de los dos espías que ella había escondido, que “pagaron de vuelta la vida que le debía por un amor que era honorable y verdadero “, Rahab se convirtió en una antepasada de la línea real de la que Jesús vino como el Salvador de las almas perdidas. “La pobre Rahab, la fangosa, la contaminada, se convirtió en afluente del río del agua de la vida que fluía del trono de Dios y del Cordero.” Su nombre fue santificado y ennoblecido, y es digno de figurar entre los muchos santos . “- Biblia Gateway- Todas las Mujeres de la Biblia-Rahab- Capítulo 2

 

 

Si Dios puede cambiar la vida de Rahab la ramera… Él puede cambiar tu vida también.

El camino hacia la Navidad es este camino de gracia… Dios preparó el terreno utilizando las vidas de los hombres y las mujeres con los que nos podemos relacionar así vemos que nadie está fuera de Su alcance… todos tenemos este increíble camino de la gracia que conduce a ese pequeño bebé en un pesebre, nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.

 

 

Hablemos:

¿Cuáles son algunos pasos que puedes tomar para ayudarte a abrazar lo que eres en Cristo y que te muevas más allá de la etiqueta de tu pasado? Anota 2 Corintios 5:17, eres una nueva creación en Cristo. La vieja tú se ha ido, la nueva ha llegado. Tómate el tiempo para abrazar lo que eres ahora en Cristo Jesús y avanzar en tu fe. Hoy las invito a compartir sus historias de cómo Dios las ha cambiado y ayudar a dar esperanza a aquellas que pueden estar luchando hoy.

¡Ama a Dios grandemente!

angela

 

 

 

 

LoveGodGreatly.com

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Nota: Para que lo sepas………..estamos locamente agradecidas por ti!!!! J

Anuncios

2 Replies to “Porque no es demasiado tarde para cambiar”

  1. Hola,
    He sido grandemente bendecida con estos devocionales y el saber que Dios me puede utilizar a mi, a pesar de mi misma.
    Solo hago una obsevación, Si decimos que “para Dios no hay nada imposible”, no esta bien utilizar la frase “si se lo permitimos”.

    Que el Señor las siga bendiciendo en esta labor que nos edifica para seguir adelante.

    Clara

    1. Hola Clara! Gracias por leernos y por tu observación. No estoy de acuerdo, sin embargo =) Ciertamente para Dios no hay nada imposible, no es imposible cambiarnos y transformarnos en cada aspecto de nuestra vida. Eso es lo que hace a través de Su Espíritu Santo. Somos nosotras las que muchas veces no permitimos que el Espíritu Santo no haga Su obra en nosotras. ¿Quiere decir eso que para DIos es imposible cambiarnos? No, Él lo puede hacer, pero nos ha dado libre albedrío, nos deja tomar nuestras decisiones. Y por mucho que Él tenga el deseo de trasnformanos, si nosotras no lo permitimos, nada va a cambiar.
      Un saludo y bendiciones!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s