Aguardando el momento indicado…

10805144_10154792929750223_776609043_n

 

¡¡¡Qué difícil es ESPERAR!!! ¡Cómo cuesta! La paciencia es la capacidad de soportar o padecer algo, de hacer cosas minuciosas o de saber esperar. Se debe entender que esperar no es sinónimo de quedarse dormida y nunca actuar, saber esperar significa aguardar al momento indicado. ¿Y cómo se hace? ¿Tengo esa convicción y dominio en mi vida?

Jeremías expresa su aflicción por la tragedia nacional que se ha desarrollado ante sus ojos: Jerusalén, la Ciudad de Dios, ha caído ante los babilonios. Sin embargo, el llanto y las lágrimas de Jeremías no fueron por su pérdida personal sino por la depravación de los israelitas. El pueblo de Israel había elegido rechazar a Dios. Aún en este período de sufrimiento había esperanza. El Señor no sometería a disciplina a Su pueblo para siempre.

Él eventualmente restauraría a aquellos que esperaron en Él.

La conclusión a la que llegó Jeremías es Lamentaciones 3:21-25(LBLA) es:

Esto traigo a mi corazón, por esto tengo esperanza: Que las misericordias del Señor jamás terminan, pues nunca fallan sus bondades; son nuevas cada mañana; ¡grande es tu fidelidad! El Señor es mi porción —dice mi alma— por eso en El espero. Bueno es el Señor para los que en El esperan, para el alma que le busca.

¿Cómo pueden el amor y la justicia de Dios reconciliarse con nuestro dolor? Si Dios tiene el control de la historia, ¿cómo puede sufrir tanto una nación, poco después de que haya sido guiada por un líder tan piadoso como el Rey Josías y aquellos que participaron en aquel avivamiento? ¿Dónde estaba Dios durante las amargas horas de Su pueblo?

¿Dónde está Dios cuando pasan cosas que me causan dolor?

¿Por qué Dios permite que sufra?
Los textos que hemos leído más arriba, nos dan algunas reflexiones prácticas sobre el propósito y el resultado del sufrimiento. Más que dar una explicación del dolor, nos ayudan a enfrentarlo. Evitando modelos alegres, proporcionan un acompañamiento hacia aquellas que están sufriendo y siembra las semillas de esperanza para reconstruir después de que el sufrimiento haya terminado.
En el fondo, la ira de Dios es una señal que Él maneja. La ira de Dios nunca es caprichosa o irracional. Su disciplina es un signo de que Él no nos ha abandonado. Incluso en la manifestación de su ira, Dios está aún lleno de Su misericordia y de Su gracia. El faro, en el centro del desastre, se encuentra en 3:22-24. Suceda lo que suceda, Dios permanece fiel. Su fidelidad es el más grande consuelo para aquellas que sufren. Su compasión es nueva cada mañana.
Estar preparada es importante, saber esperarlo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida.

Qué difícil es entender que las cosas llegan a su debido tiempo. En lo espiritual sabemos que no es cuando nosotras queremos, es cuando Dios quiere, Él sabe cuando… nosotras por lo general siempre nos equivocamos dada nuestra impaciencia.

A un árbol de algarrobo le toma 70 años dar fruto. El hecho de que un agricultor de algarrobo pueda no llegar a vivir lo suficiente para saborear los frutos de su trabajo no quiere decir que su quehacer no tenga ningún valor, ni tampoco que está desperdiciando su tiempo. El ha comido de algarrobos que otros sembraron, lo mismo sucederá con los suyos.

Debemos decir como el profeta que lo único que podía hacer es meditar en lo que le estaba pasando y esperar. Vs 21 “Esto recapacitaré en mi corazón, por lo tanto esperaré.”

Dios es muy bueno con los que tienen paciencia para esperar en Él. Vs 25 “Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca.”

Si sientes que las cosas no te salen como lo deseas puedes estar segura que no es culpa de Dios, más bien mira como esta tu corazón, como es tu disposición a esperar, ESPERAR que Dios actúe, haga Su obra en cada una de nosotras. Él cumplirá su propósito en nuestras vidas.

Les comparto una canción: https://www.youtube.com/watch?v=xnLqO2XjceQ

Patricia ஐ.¸¸•´¯`•.¸¸.•

Sigue a Patricia en su blog http://patricia-tutti-frutti.blogspot.com.ar/

Advertisements

4 Replies to “Aguardando el momento indicado…”

  1. Me sorprend.e saber lo del árbol de algarrobo, si él sabe esperar 70 años para dar fruto y crecer, igualmente nosotras deberíamos empezar por aprender a esperar en nuesttro Padre, porque grande es su fidelidad

      1. ESPERAR!!! Qué dilema!!! Parece ser que Dios en este estudio y el anterior, me quiere decir algo!! jja, cuando escribí para Ester, el tema era la paciencia, y heme aquí, el tema vuelve a tener rasgos similares… GRACIAS DIOS!!! Por amarme y pulirme, una y otra vez!! 😉

    1. Gracias Yorleny por leer el artículo, y sí…nuestro Gran Dios está esperando que practiquemos la paciencia y confianza en Él, no hay mejor inversión!! Cuando investigué, lo primero que dije fue wow… quizás estos agricultores nunca vean su fruto, pero aún así trabajan para ese fin…MARAVILLOSO!!! ❤

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.