El Señor, nuestra Roca

10805094_10154792929645223_372030451_n

“¿Quién es Dios, si no el Señor?

¿Quién es la Roca

si no nuestro Dios?

Salmos 18:31

 

Me encanta que en esta temporada de Acción de Gracias estemos buscando expresar gratitud a Dios no sólo por lo que Él nos ha dado, sino por lo que Él es y lo que Él ha hecho. Queridas amigas, esta comprensión más profunda de Dios es lo que va a dirigir nuestra gratitud y nos va a llevar a ser más agradecidas en todas las circunstancias y por todas las cosas.

Yo no sé ustedes, cada año tengo ganas de que lleguen los días de Acción de Gracias y Navidad. Pero, inevitablemente, me hacen sentir estresada y abrumada. La planificación, la limpieza, cocinar, ir de compras, y la decoración pueden fácilmente robarme la alegría y reemplazarla con protestas. Hay que añadir los muchos miembros de la familia que vienen a nuestra casa (muchos de los cuales sólo veo durante esta época) y las cosas pueden ponerse tensas. Esta es la época del año perfecta para meditar en la verdad de que Dios es nuestra Roca, porque ¿no es Él lo que realmente necesitamos? Un lugar de refugio durante las tormentas emocionales y una fuerte base cuando sólo queremos a derrumbarnos.

Un lugar de refugio

Hay muchos días en que quiero correr y esconderme de toda la locura que hay en mi vida. ¿Alguna vez te has sentido de esa manera? Sin embargo, acurrucarse en posición fetal no es la respuesta. Esto ni puede protegernos ni nos proporciona fuerza.

“Él que protege a todos los que en él se refugian.”  Salmo 18:30

Nuestra fuerza puede impresionar a algunos, pero nunca será suficiente. La fuerza de Dios debe convertirse en nuestra fuerza. Esto sólo ocurrirá cuando nos refugiemos en Él. Pero ¿qué significa esto? ¿Cómo nos refugiamos en Dios?

La respuesta no se encuentra en una nueva manera, si no en las viejas maneras prescritas por Dios. Debemos envolvernos en su palabra, para que el Espíritu Santo pueda usar esas palabras consolándonos y sanándonos. Y debemos regar nuestros días con oración. Yo no creo que entendamos verdaderamente la importancia de la oración. Si Jesús era tan claramente dependiente de su Padre Celestial en oración, ¿cuánto más debemos poner sobre nosotras Su misericordia y Su atento oído? Debemos tomar el ejemplo de Jesús. La oración es vital para nuestra salud espiritual y emocional, y es el medio por el cual Dios está activo en nuestras vidas. Sin la oración nos quedamos aisladas y solas en nuestras luchas, sean las que sean.

El Señor es mi roca y mi fortaleza y mi libertador,

mi Dios, mi roca en quien me refugio,

mi escudo, y el cuerno de mi salvación, mi alto refugio.

Salmo 18: 2

“Cristo es mi Roca,

mi Refugio, mi Fortaleza.

Firme como la raíz del árbol,

que se aferra a la tierra,

El que tiene fe,

construye sin temor.

No como el hombre

que construyó sobre arena.”

M.T. Winter

Un fundamento seguro

Las montañas no se mueven fácilmente, y nuestro Dios es más poderoso y más fuerte incluso que la más grande de las montañas. No se puede mover y si construimos nuestra fe en Él estaremos seguros. Aunque Satanás puede tratar de destruirnos, nuestros corazones pueden tratar de traicionarnos, y el mundo tratará de alejarnos de Dios, nuestras almas están a salvo encima de esta roca fuerte que es nuestro Dios. Así que en medio de la incertidumbre a la que nos enfrentamos durante este tiempo de festejos, podemos saber que Dios no vacila, cambia o se mueve. Él es tu firme Salvador, tu lugar tranquilo aunque los vientos se arremolinen a tu alrededor. Podemos decir con Crisóstomo, “Estoy de pie sobre la Roca, dejen rugir el mar, la Roca no puede ser perturbada.” Vamos a encontrar fortaleza mientras mas confiadamente nos paremos sobre esta Roca.

Deja que los versos de hoy levanten tu corazón y tu voz en alabanza a nuestro buen Dios, nuestra Roca Sólida.

“Porque ¿quién es Dios fuera del Señor?

¿Y quién es la Roca fuera de nuestro Dios

Dios es el que me ciñe de poder.

y mantiene mi camino seguro.”

Salmo 18: 31,32

Mirando a Jesús,

jen

LoveGodGreatly.com

JenThorn.com

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Advertisements

5 Replies to “El Señor, nuestra Roca”

  1. que hermoso mensaje realmente hna cuanta gratitud debe de surgir de nuestro interior hacia DIOS NUESTRA ROCA , yo crei que solo yo me sentia asi , en ciertos momentos me consuela al saber que estamos en el mismo molde, en las manos de DIOS. animo hnas adelante en CRISTOJESUS NUESTRO SALVADOR ESTAMOS SEGURAS!!!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.