La fuerza y la belleza vienen de aprender a confiar en Dios

 

 

“Una mujer que ha estado en la presencia de su Dios

una y otra vez, eventualmente comenzará

a reflejar Su luz,

a conocer Su camino y

a escuchar Su voz.”

Sally Clarkson, ittakeajoy.com

 

 

Al pasar una junto a la otra en la cocina con tazas de café, despeinadas, en pijama y aturdidas, besé a mi hija y le susurré buenos días mientras me dirigía hacia el porche delantero para tener unos momentos de quietud al comienzo de mi día. Justo antes de salir de la habitación, me decidí a preguntarle: “¿Cómo estás, dulzura? ¿Hay algo en tu mente esta mañana? ”

 

A veces los momentos más normales y los lugares más mundanos se convierten en santos cuando Dios aparece.

 

A pesar de tener tan sólo 30 años de edad, mi hija ha caminado sabiamente durante mucho tiempo.

 

“¡Siento que Dios siempre me tiene en el campo de entrenamiento básico para la guerra! Sería genial tener una temporada fácil en mi vida por una vez”, dijo, mientras bebía su café.

 

“Pero, ¿sabes mamá? he decidido en mi corazón, que no importa lo que venga en mi camino, yo quiero seguir confiando en Dios, buscar mostrar Su luz, seguir amando cuando es difícil, mantenerme fuerte cuando sea tentada en mi debilidad”.

 

“Yo quiero ser una de esas personas que dice Jesús, “¡Fuiste una de mis más vibrantes y poderosas guerreras del reino, ya que siempre buscaste ser santa y nunca te diste por vencida!”

 

“Así que, mami, me quedaré en el campo de entrenamiento y capacitación de Dios mientras Él me tenga aquí porque quiero ser fiel y amarlo hasta que le vea cara a cara.”

 

¡Guau! Qué inesperado pero poderoso mensaje me saludó tan temprano en la mañana. Pero qué agradecida estaba de saber de su propio corazón que mi hija entiende que vivir de manera santa, justa y fuerte en el amor de Dios es una batalla y requiere entrenamiento. Cuando aprendemos a aceptar las limitaciones del lugar donde Dios nos tiene con fe y sumisión, vamos a aprender a ver Sus propósitos y experimentaremos la profundidad de Su amor de nuevo. Su amor es tan profundo que Él no quiere que nos quedemos limitadas en nuestras vidas, sino que aprendamos a confiar en Él y encontrar libertad y fuerza en Su entrenamiento y una profunda satisfacción en la vida, mientras caminamos con Él. Como un padre amoroso, Él quiere lo mejor para nosotras, Él quiere que crezcamos fuertes y hermosas.

 

Dios nos tiene en “campos de entrenamiento” porque Él desea que lleguemos a ser como Jesús: santas, fuertes, audaces y justas. Entrenarnos y disciplinarnos para ser como Él es un proceso a largo plazo. Pero para que experimentemos Su amor profundo, tenemos que rendirnos a Sus profundos planes para nuestras vidas.

 

Los buenos soldados aprenden a someterse a sus líderes, a las autoridades sobre ellos, a sus oficiales, que los dirigen para bien. Así que, ya que somos guerreras de Cristo, tenemos que aprender a someternos a Su modo de hacer las cosas, para tratar de ser tan piadosas como podamos y aprender los caminos de la justicia por los que podemos llegar a ser fuertes embajadoras y trabajadoras de Su reino.

 

Mi hija no ha tenido una vida fácil, pero como ella ha caminado estos años confiando en Dios, es madura para su edad y de muchas maneras exhibe Su luz y belleza poderosamente a través de su vida.

 

Cada una de nosotras debe elegir seguir Sus caminos, someternos a Su voluntad, para que podamos llegar a ser verdaderamente fuertes en el entendimiento de que Su amor por nosotras requiere que Él nos entrene para crecer. Dios no quiere que nosotras nos conformemos con ser superficiales y felices por seguir nuestro propio camino en cada momento. Él quiere que aprendamos la profundidad de Su sabiduría y aprendamos el camino de la alegría y la paz.

 

El versículo de hoy es el Salmo 9: 7-8:

 

“Pero el SEÑOR permanece para siempre; Él ha establecido su trono para juicio, y juzgará al mundo con justicia; Él juzgará a los pueblos con rectitud”.

 

El gran amor de Dios le requerirá que actúe en nuestras vidas, para llevarnos a la madurez. Sin embargo sólo podremos experimentar la profundidad de Su amor si elegimos someternos a Su entrenamiento. Esta semana, entrega tus circunstancias, tu vida en las manos de Dios y conviértete en una aprendiz dispuesta a seguir Sus caminos, podrás ver Su bondad en el entrenamiento en tu vida y como Él trabaja profundamente para que seas más como Él.

sally

 

ITakeJoy.com

 

Traducido por Joanna Pérez de Merino

 

 

 

***************************************************

 

Para todas las que HABLAN INGLÉS – Sally Clarkson estará haciendo una conferencia por internet los días 14 y 15 de julio para inspirar a los padres a instruir y educar a sus hijos en los sabios caminos de Dios. Para más información, pueden ir a este enlace – www.itakejoy.com/10-gifts-e-conference-july-14-15/

Anuncios

10 thoughts on “La fuerza y la belleza vienen de aprender a confiar en Dios

  1. HOY EN ESTE COMENTARIO QUISIERA DECIR QUE ME HA GUSTADO MUCHO, UNO DE MIS PRINCIPALES PROBLEMAS ES LA CONSTANCIA, AQUI ES DONDE FALLO MUCHISIMO Y A VECES ME APARTO DE LOS CAMINOS VERDADEROS DE DIOS , CONSTANCIA ESO ES LO QUE NECESITO.

    1. Lidia, no eres la única!!! Esa es una de las razones de que exista GMG, para poder tener apoyo y ánimo de otras mujeres a la hora de ser constantes en estudiar la Palabra =)

  2. Esta meditación del día de hoy, me trae a la memoria, circunstancias por las cuales tuvo que pasar mi hija y en donde su fe se fortaleció cada día en el Señor y en donde yo aprendí mucho de ella y a la par vivimos momentos difíciles me gusta este párrafo: “vivir de manera santa, justa y fuerte en el amor de Dios es una batalla y requiere entrenamiento. Cuando aprendemos a aceptar las limitaciones del lugar donde Dios nos tiene con fe y sumisión, vamos a aprender a ver Sus propósitos y experimentaremos la profundidad de Su amor de nuevo. Su amor es tan profundo que Él no quiere que nos quedemos limitadas en nuestras vidas, sino que aprendamos a confiar en Él y encontrar libertad y fuerza en Su entrenamiento y una profunda satisfacción en la vida, mientras caminamos con Él. Como un padre amoroso, Él quiere lo mejor para nosotras, Él quiere que crezcamos fuertes y hermosas” y es como dice más abajo, el Señor nos tiene constantemente en un “un campo de entrenamiento” y le agradezco al Señor por este entrenamiento porque me ha enseñado a ser u soldado en plena batalla y a luchar cada día, porque la vida no es fácil, pero si estamos bien entrenados vamos a ganar la batalla.

  3. bendicion mis queridas hermans , hoy estoy en el campo de entranamiento mas que nunca. por mis prblemas de salud, el BUEN JESUS.me ayude a aceptar su voluntad en este tiempo.como siempre DIOS nos sorprende ..que como en la refleccion quiero aceptar con sumision y fe su voluntad para mi vida

  4. WOW nuestro destino final no es la tierra, es en la eternidad con él, si nuestros ojos visualizarán lo que esta preparado para los fieles! Pidamos a Dios que nos revele siempre su voluntad a nuestra vida y sobre todo obedecerle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s