Amando a los demás como Él nos ama

 romanos 14-13


Para estos días hasta que comience el nuevo estudio, me correspondía escribir y no sabía exactamente de qué tema ni versículos tendría que hablar, hasta que se indicaron los temas y versículos de la semana; cuál fue mi sorpresa al leer los versos y darme cuenta que el Señor nos anima, a mí la primera, a amar a los demás de la misma forma en la que Él nos ha amado. Se lee fácil pero ponerlo en práctica requiere esfuerzo, paciencia, amor y renuncia a uno mismo.

 

Quisiera detenerme en estos dos versículos para que entremos en materia y comprendamos de qué forma nos habla el Señor. Dios quiere que amemos a los demás a pesar de sus defectos, a pesar de sus errores. Él quiere que nos amemos sin condiciones y sin esperar nada a cambio. Dios quiere que no nos critiquemos ni señalemos unos a otros, no quiere que finjamos amar cuando realmente hay resentimiento y rechazo en nuestro corazón hacia los demás. Él quiere que nos sirvamos, con amor, los unos a los otros.

 

 

Gálatas 5:15

Pero si os mordéis y os devoráis unos a otros, tened cuidado, no sea que os consumáis unos a otros.

 

 

Romanos 14:13

Por consiguiente, ya no nos juzguemos los unos a los otros, sino más bien decidid esto: no poner obstáculo o piedra de tropiezo al hermano.

 

En Gálatas se utiliza el verbo “morder y devorar” son palabras muy fuertes para hacer referencia a las relaciones de contienda entre unos y otros, dentro y fuera de la iglesia. Romanos lo explica en otras palabras pero hace referencia a lo mismo, no nos hagamos daño ni nos juzguemos mutuamente, no seamos ocasión de tropiezo para los demás.

Tú y yo somos mujeres imperfectas en busca de perfección, no por nuestros méritos, sino por el amor, gracia y misericordia de Dios. Buscamos ser distintas y caminar en rectitud porque amamos a Dios. Él nos perdonó y condonó nuestros pecados y nos llevó a libertad y salvación. Entonces ¿por qué a veces nos encontramos señalando o criticando a otros por su forma de ser o de educar a sus hijos, su forma de llevar el matrimonio o su forma de vestir? Lo digo porque yo me encuentro algunas veces, queriendo no hacerlo, haciendo esto; opinando sobre la forma de llevar la vida de mis amigas no creyentes y me pregunto, ¿es esto lo que quiere Dios?, ¿y yo quién y cómo soy?

Dios como Padre de todos, nos pide amarnos y hacer el bien mutuamente. Él no mira primero lo que hemos hecho antes de perdonarnos, él no mira nuestros errores y los critica para luego acercarse a nosotros. Él simplemente nos ama porque él es amor y hoy quiere que amemos a los demás de esta manera. ¿Difícil? Sí y mucho, por eso nos permite tener a nuestro alrededor personas diferentes, especiales, distintas a nosotros, radicales, tercas, necias, frías, personas que quizás nos resultan difíciles de amar. Entonces no entendemos, debería ser más sencillo amar, pero Dios quiere pulir nuestro carácter de esta forma, relacionándonos precisamente con este tipo de personas. Y casualmente, en ocasiones, estas personas son los seres más cercanos, nuestros padres, hermanos, primos, hijos, amigos y nos encontramos luchando con el carácter de los demás para que cambien y sean distintos, pero Dios no nos envío a cambiar a los demás, si no a amarlos. Es él quien se encarga de cambiar el corazón de los hombres no nosotras. Nuestra parte es amar y dejar ver el amor de Dios en nuestra forma de ser.

Y después de esto, ¿a quién tienes que empezar a amar con el amor de Cristo?

Trabajando y sirviendo al mejor de los jefes,

 

 

Laura Sánchez.

http://arteydisenoparacristo.wordpress.com/

 

Próximo estudio GMG –

 

promo Eres amada español

 

Para INSCRIBIRTE sigue este enlace – http://buendiachicas.com/2014/05/19/comienza-la-inscripcion-eres-amada/

 

Otros artículos que pueden interesarte:

 ¡Nuevo estudio! Eres Amada

Nuestro método de estudio

Crea tu propio grupo de estudio

Porque a veces necesitas recordar que eres amada

 

Anuncios

One thought on “Amando a los demás como Él nos ama

  1. Me gustó mucho este tema, sobre todo, cuando mencionas cómo Dios usa a las personas a nuestro alrededor para pulirnos… de la misma manera que, estoy segura, nos usa a nosotros para pulir a otros 🙂 Vino este versículo a mi mente:
    El hierro con hierro se afila, y un hombre aguza a otro. (Proverbios 27: 17) Gracias por compartir esto con nosotras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s