Semana 4 – Tu Matrimonio {Vive con Intención}

wlw

El pasado martes, cerca de 3 millones de personas encendieron sus pantallas para observar el debate  Evolución vs Creación, entre Bill Nye el “Hombre de la Ciencia” y Ken Ham “el fundador del Museo de la Creación”.

Si no creemos en lo que dice Génesis 1  – entonces Génesis 2 es irrelevante.

Hebreos 11:1-3 dice:

“Ahora bien, la Fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. Gracias a ella fueron aprobados los antiguos. Por la  Fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.” (NVI)

Es por Fe que creemos que Dios  creó el mundo.  Sin la creación – no hay  Adán, no hay Eva, no hay naturaleza pecadora y no existe la necesidad de un Salvador.  Esencialmente, la Palabra de Dios no es la Palabra de Dios, así que por Fe creemos que Dios creó a  Adán y  Eva

En Génesis 2 encontramos el papel de una esposa bien definido. Hay muchas cosas sobre el papel de una esposa que son difíciles de entender para la mujer moderna. Pero ¡es tan hermoso cuando vivimos a plenitud el plan de Dios para el matrimonio!

Algunas veces tenemos la tentación de pensar que el pasto está siempre verde en otros matrimonios, nos imaginamos que alguien tiene algo mejor que nosotros, y queremos eso también. No podemos ver la tierra  desde donde miramos, y posiblemente el pasto luce muy verde y hermoso en su entrada principal, pero quizás el patio trasero está lleno de parches y huecos que simplemente están ocultos para los demás.

Para ser honesta, los vecinos que tengo a cada lado de mi casa tienen los pastos hermosos y súper verdes… Ellos tienen sistemas de riego continuo y le invierten mucho tiempo a sus jardines, ¡lucen espectaculares! Nosotros por otra parte, tenemos el nuestro  quemado cada verano y los únicos puntos verdes son los que los rociadores de los vecinos alcanzan a regar en nuestro jardín.

¡Podríamos tener lo que nuestros vecinos tienen solo si pusiéramos empeño y cuidáramos y pusiéramos agua a nuestro jardín!

Este mismo principio se aplica para nuestro matrimonio. Antes de conformarnos con el descontento, me  pregunto qué pasaría si regáramos y cuidáramos de nuestro matrimonio, si nosotros fuéramos los que tienen los matrimonios más verdes…

Como regar tu Matrimonio:

1.) Acepta el hecho de que todos los matrimonios tienen fallos.

 

El  Dr. Gary Chapman dice, “Los conflictos no son indicativo de que te has casado con la persona incorrecta. Simplemente afirman que eres un ser humano”

 

2.) Que tu esposo sea la segunda prioridad después de Dios.

 

Maneja tus prioridades de tal manera que no sea tu matrimonio el final de la lista, y verás que el pasto que se ha secado volverá a crecer y fortalecerse.

 

3.) Separa tiempo para que tengas citas regulares (incluso cuando no puedas salir de casa, proporciona espacio para una cita después de que los niños vayan a la cama)

 

Invierte algo de tiempo disfrutando de la compañía de tu esposo. Toma su mano,  róbale besos, háblale y escúchale. Disminuyan la velocidad y disfruten como lo hacían en la época de novios.

 

4.) Sonríe a tu esposo.

 

Una sonrisa genuina es simple pero irresistible.

 

5.)  Si tu pasto tiene algunos puntos marrón haz que, a través de la oración, específicamente puedas cambiarlos.

 

¡No dejes que se adormezca o muera! Si es necesario, busca asesoramiento profesional para encontrar la manera de regar las áreas quemadas y ayuda para que crezca de nuevo.

 

6.) No te olvides de tu matrimonio y no asumas  que va crecer por sí mismo.

 

Al igual que mi césped marrón no va a ponerse verde por sí solo, mi matrimonio no va a prosperar por sí solo. Para mantenerse sano, tu matrimonio necesita de tu atención. Disciplínate para cuidar de él.

 

 

~extracto del libro , Women Living Well: Finding Your Joy in God, Your Man, Your Kids & Your Home de Courtney Joseph

 

Desafío de la Semana:

 

Si estás casada:

 

Todas tenemos esposos con diferentes necesidades. No pierdas la oportunidad de ser una ayuda idónea para el tuyo. ¿Cuáles son algunas de las áreas en las que ayudas a tu esposo? ¿Cuáles son aquellas en las que podrías ser mejor ayuda o soporte?

 

Si no estás casada:

 

Aún eres llamada a ayudar a aquellos que Dios ha puesto en tu vida. ¿En qué formas puedes ayudar a otros? ¿En qué áreas de tu vida podrías trabajar para ser una mejor fuente de ayuda y apoyo? ¿Cómo puedes prepararte para ser ayuda idónea en el caso de que Dios ponga a un hombre en tu vida?

 

Camina con el Rey,

Courtney

 WomenLivingWell.org

Traducido por: Guissete Hurtado

Semana 4: Plan de Lectura

plan semna 4

Semana 4: Versículo para Memorizar

1615070_10152189553824919_751277218_n

Anuncios

2 thoughts on “Semana 4 – Tu Matrimonio {Vive con Intención}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s