Semana 2 Vive con Intención – Recursos para niños

viveconintencion..ninos

Lunes: Lucas 5:16 y Marcos 1:35

Incluso Jesús, cuando estuvo aquí en la tierra, necesitó tomarse un tiempo para estar a solas, orar y pasar tiempo con su Padre. Si Jesús, que era perfecto, tenía que hacer estas cosas, ¡entonces sabemos que tenemos que nosotros también tenemos que hacerlo! Jesús tenía un tiempo (por la mañana) y un lugar (a solas) en el que pasar tiempo con su Padre. Al igual que nos encanta pasar un tiempo especial con la gente que queremos, tenemos que hacer un tiempo especial para estar con Jesús. ¡Escojamos un tiempo y un lugar para pasar tiempo con Él! Asegurémonos de que el lugar es tranquilo, donde no haya nada que pueda distraerte, sólo el gran Yo Soy y la Palabra de Dios. ¿Cuál será tu lugar y momento para estar con Dios?

Oración:
Jesús, gracias por tu ejemplo de estar a solas y tranquilo pasando tiempo con tu Padre. Por favor, reúnete conmigo durante este tiempo.

Actividad:

Crear un espacio de Oración
Ayuda a tu hijo a crear un lugar especial para orar y leer su Biblia. Puede ser simplemente en su cama o en su escritorio o pueden transformar un rincón de su habitación en un espacio de oración. Anímalos a añadir mantas y almohadas para sentarse y descansar. Ayúdalos a que sea personal. Por supuesto, que incluya su Biblia, un cuaderno y un lápiz. Considera permitir que tus hijos se queden hasta 15 minutos más tarde en la noche, si quieren pasar tiempo en su espacio de oración. La expectativa: que lean o miren su Biblia y / o que puedan escribir o dibujar en su diario algo que Dios está haciendo en su vida. Recuérdales que incluso Jesús tomó tiempo a solas para orar y hablar con Dios.


Actividad para niños pequeños:

Construyan una fortaleza con mantas y sillas. Que sea lo suficientemente grande para que puedas entrar en el fuerte con ellos. Una vez que la fortaleza esté construida, puedes leer a tu niño pequeño de una Biblia con imágenes y orar con ellos en su nueva fortaleza.

Martes: Juan 6:35; 8:12; 10:11; 14:06; 15:05

Yo soy. ¡Qué poderosa declaración! La manera en la que nos describimos dice mucho sobre lo que somos. Jesús dio varias declaraciones poderosas (“Yo soy “) en la lectura de hoy. Él nos dice mucho acerca de quién es. Nuestro último versículo nos da algunos elementos de reflexión sobre los cuales pensar. Dice que Él es la vid y nosotros los pámpanos. Las vides son fuentes de vida que traen agua y nutrientes a los pámpanos, para que la rama pueda producir fruto. Cuando permanecemos con Jesús – al pasar tiempo con Él- obtenemos los nutrientes que necesitamos, y Dios nos cambia de adentro hacia afuera para que nuestras vidas produzcan frutos. ¡La fruta es lo que sucede cuando vivimos nuestras vidas para Dios! Cuando otros vean nuestra obediencia a Dios, ¡sabrán acerca de nuestra relación con Jesús! ¿Cuáles son algunas de las cosas que se ven como fruto en tu vida durante el tiempo que pasas con Jesús? ¡Pídeles a tus padres que te ayuden!

Oración:
Jesús, que tú estés en mí tanto como yo en ti, al pasar tiempo contigo, y que tú produzcas fruto en mi vida que otros puedan ver. Ayúdame a decirles a otros acerca de tu amor y tu gracia  mediante la fruta que produces en mi vida.

Actividad:
Hojas y uvas
Dale a tu niño un pedazo de papel de construcción verde y deja que trace sus manos sobre el papel para las hojas de la vid. Usen pequeños trozos de bolas de algodón de color púrpura para las uvas. Escribe: JESÚS ES LA VID VERDADERA Y NOSOTROS SOMOS LOS PAMPANOS. Dibuja las ramas alrededor de las hojas y las uvas. Después de que hayan terminado también podrían ayudarte a preparar la merienda en la actividad de los niños pequeños.


Actividad para niños pequeños

Después de leer los versículos de la Biblia para Niños de tu hijo, puedes dejar que tu hijo tenga uvas para la merienda y hacer una salsa sencilla de queso para las uvas, si lo deseas. Tu niño puede ayudarte a mezclar. Utiliza queso crema y azúcar morena al gusto


Miércoles: Juan 14:1-14

¿Alguna vez has estado fuera jugando y has tenido mucha sed? ¡Probablemente fuiste corriendo dentro pidiéndole a alguien que te ayudara a conseguir una bebida! ¿A que el agua sabía limpia y fresca? Calmó tu sed. Sin embargo, es probable que, un rato después, luego de tomarte el vaso de agua, estuvieras sediento de nuevo. Nuestra sed física nunca se ha ido – realmente se va por un tiempo- pero vuelve de nuevo. Tenemos una sed en nuestro espíritu también. Muchas personas tratan de llenarlo con cosas distintas a Jesús. Vemos en el versículo de hoy que Él es el agua viva, y cuando llenamos nuestros corazones y vidas con Él ¡nunca vamos a tener sed en nuestros espíritus de nuevo! Es como una fuente de agua corriente continua en nuestra alma. ¿Has aceptado lo que Jesús ha hecho por ti en la cruz, y le permitiste llevarse la sed de tu alma? ¿Compartes esa fuente de amor con los demás?

Oración:
Jesús, gracias por ser el agua viva que nunca se seca. Ayúdame a compartir tu amor con los demás. En el nombre de Jesús, Amén.

Actividad
Saciando la sed
Dale a tu niño una botella de agua. Pídele que decore una tira de cartulina con las palabras del versículo bíblico de hoy y las coloque alrededor de la botella asegurándolas con cinta adhesiva. También puedes comprar tazas de plástico y usar plantillas removibles para decorarlas con el versículo de hoy. Cada vez que alguien beba de su botella decorada, debe recordar a los demás lo que la Palabra de Dios dice: ¡Jesús es el Agua Viva, la única que satisface la sed de nuestras almas!

Jueves: Hebreos 4:12-13

Cuando leemos la Palabra de Dios, vemos como Dios quiere que vivamos nuestras vidas para Él. Dios quiere que usemos Su Palabra como un médico utiliza sus herramientas de cirugía. Él quiere que cortemos las cosas malas en nuestras vidas, al igual que el médico saca una infección en el cuerpo. Las cosas malas en nuestra vida es el pecado, y nos separa de Dios. Cuanto más tiempo pasamos leyendo la Biblia, más vamos a ver el pecado como lo que es: malas decisiones que nos separan de Dios. Podemos usar la Palabra de Dios para que nos ayude con todas las luchas en nuestra vida ya que Él tiene la respuesta para todas ellas en Su Libro. ¿Luchas con una cierta mala elección como mentir o desobedecer a tus padres? ¡Pide a tus padres que te ayuden a encontrar los versículos para leer y memorizar que van a ayudarte!

Oración:

Dios, gracias por tu poderosa Palabra. Ayúdame a utilizar tu Palabra para señalar el pecado en mí, para que yo pueda vivir para ti.

Actividad:
Espada de doble filo
Ayuda a tu niño a trazar y cortar la forma de una espada de cartón. Cubre la espada con papel de aluminio para que se vea más real. Escribe el versículo de hoy en un pedazo de papel y cinta adhesiva o pegamento y pégala a la espada como un recordatorio.

 


Actividad para niños pequeños

Ayuda a tu niño a hacer un marca libros con la forma de una espada usando papel de construcción o cartulina. Escribe el versículo de hoy en él para ellos. Deja que le pongan color y lo decoren.


Viernes: Salmo 63:1-8

Es fácil alabar las cosas que amamos. Cuando tu madre hace galletas de chocolate increíbles o cuando papá te lleva a un partido de béisbol de tu equipo o a tu parque favorito ¡es fácil compartir tu amor con ellos y decirle a otros lo maravillosos que ellos son! ¡Dios te ama mucho más, incluso que estos actos de amor, hasta el punto que envió a su Hijo a morir por ti! ¿Has pensado en eso últimamente? Dios te ama tanto, que Él vino a morir por ti. Ese es un gran, gran amor. ¿Con quién puedes compartir este gran amor cantando una canción de alabanza y de la bondad de Dios?

Oración

 

Dios, gracias por amarme tanto y enviar a Jesús a morir por mí. Ese es el mejor acto de amor que nadie ha hecho nunca. Ayúdame a cantar tus alabanzas a todos los que conozco.

Actividad:
Cantemos
Da a tus hijos banderas, globos y pitos o matracas (cosas que hagan ruido). También puedes hacer una simple pandereta con dos platos de papel, si lo desean: decorar las partes de abajo de los platos e incluir un versículo de la lectura de hoy. Agreguen  frijoles secos o pastas sin cocer en la parte interior de los platos, uniéndolos con cinta adhesiva o grapas. Para decoración extra, coloquen cintas alrededor del exterior de la pandereta. Haga que sus hijos utilicen sus “instrumentos” para alabar al Señor con sus labios diciendo palabras especiales del  devocional de hoy y versículos de la Biblia. También pueden cantar canciones de alabanza. Una sugerencia podría ser: ” Alabadle, Alabadle, sólo a Él”.


Actividad para niños pequeños

Los niños pequeños pueden cantar alabanzas también. Ellos pueden usar cucharas de madera y recipientes de plástico o las ollas y sartenes como instrumentos.

memorizar 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s