Compartiendo de boca en boca

Young women enjoy tea in a cafe

Debo haber tenido sólo 10 o 11 años de edad, cuando me senté en la fiesta de Navidad de la iglesia y escuché a los visitantes que venían de fuera de la ciudad hablando. Parecían una familia normal con una mamá, papá y tres hijos. Habían grabado un disco (estoy saliendo yo!), y viajaban recorriendo los Estados Unidos, contando su historia. No recuerdo nada de su música, pero su historia se ha quedado conmigo. La mujer con el pelo largo y hermoso, una vez se había afeitado la cabeza y fue parte de una secta. El hombre amable y de corte limpio ahora había estado involucrado en drogas y fue un hippie de pelo largo. Entonces, de manera individual, alguien les habló de Jesús. Cuando estaban en su último gramo de voluntad, Jesús transformó todo. Estando cerca de la muerte debido a sus hábitos y pensamientos suicidas, Jesús les dio una nueva vida.

Después de la resurrección de Jesús en Lucas 24 ¡Dios usó el boca-a-boca para expandir las buenas noticias!

Los ángeles le dijeron a las mujeres. Las mujeres le dijeron a los once discípulos y a todos los demás. Entonces Pedro corrió y vio por sí mismo.

Después, Jesús se apareció a dos de sus discípulos cuando estaban en camino a una aldea llamada Emaús. Y no fue hasta que esos dos hombres se levantaron, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once y les dijeron que Jesús se apareció en persona. En el momento en que apareció a los once ya habían escuchado de otras tres fuentes. ¿Pueden ustedes imaginar la expectación… y la emoción cuando finalmente fueron testigos de Su presencia por sí mismos?

Entonces, ¿qué les dijo Jesús? “… que el arrepentimiento para el perdón de los pecados se predicase en Su nombre a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Vosotros sois testigos de estas cosas. Voy a enviarles lo que ha prometido mi Padre; pero quedaos vosotros en la ciudad hasta que seáis investidos de poder desde lo alto ” (Lucas 24:47-49 ) .

Así como oyeron de la resurrección de Jesús y el cumplimiento de las Escrituras (por el boca a boca), así es como iban a compartirlo. Por supuesto, Jesús no iba a dejarlos solos en su tarea. Prometió vestirlos con poder de lo alto.

¿Jesús ha transformado tu vida? Tal vez tu testimonio no es tan dramático como el de la pareja de la hablé primero, pero tu historia de cómo Jesús se te apareció a ti – hace la diferencia. Dios podría haber elegido muchas maneras para conseguir que la palabra se extendiese, pero Él nos eligió a MI y a TI.

Hoy ora para que tengas a alguien a quien le puedas compartir tu historia con Jesús. Vas a hacer una diferencia. Sus vidas pueden ser transformadas a continuación, y ¡te encontrarás caminando en el poder de lo alto que Jesús promete!

 

Tricia Goyer

http://www.triciagoyer.com/

 

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s