EL (AGRADECIDO) 10%

Image

Ya era tarde. Tan tarde que mis ojos estaban ardiendo y mi cabeza me estaba doliendo por lo tarde. Mi día había sido de bendición, pero había sido oh. Tan. Lleno, y lentamente solté un suspiro de alivio, mientras posaba mi cabeza en la almohada, agradeciendo que el final de este día hubiera llegado.

 Segundos después de cerrar los ojos, oí un gemido suave viniendo desde arriba.

 Esto le sucede a las mamás, ya sabes.

 Ese sexto sentido que los niños tienen secretamente para de repente necesitarte en el momento en que te sientas por primera vez en horas. Me gustaría poder decir que estaba llena de paciencia y gracia esa noche, pero esta mamá había tenido suficiente. Me dirigí escaleras arriba, lista para hacer cumplir con firmeza nuestras expectativas para la hora de acostarse. Él despertaría a los otros niños pronto con su llanto (que fueron más fuertes cada segundo), y su juego de pedir atención buscando quedarse levantado hasta más tarde, no iba a funcionar en mi suave corazón de madre esta vez. A sus diez años lo sabía muy bien.

 Me dirigí a su habitación y me agaché junto a su cama, dispuesta a corregirlo, cuando de repente me di cuenta de que esto podría no ser otro esquema del tipo “sólo un poco más de agua” después de todo. Mi hijo estaba visiblemente abrumado emocionalmente, ahora hasta el punto de sollozar, incapaz de hablar.

 Puse sus mejillas mojadas en mis manos, y cerca de la exasperación, le rogué por una respuesta. “Pequeño, tienes que decirme que te sucede. ¿Por qué lloras? “

 Y en tal ternura y humildad, mi hijo se recompuso y susurró: – en medio de lágrimas sinceras – las más bellas palabras para esta cansada mamá esa noche…

 “Él murió por mí mamá. Jesús murió por mí”

Una avalancha de mi propia culpa – mezclada con gran amor y gratitud – llenó mi corazón, y abracé a ese chico. Oh, yo lo abracé. Y escuché mientras me contaba que no había podido dormir…  ni un poco durante las dos horas desde que lo había besado en la frente y lo metí en la cama. No podía sacar de su cabeza, ese pensamiento precioso, y  se había sentado en su cama, rezando, llorando, y dando gracias a Jesús por el don que había llegado a comprender de manera más profunda, más personal esa noche – tal vez más de lo que nunca lo había entendido antes.

 Reconoció quién era.

 Reconoció lo que Jesús hizo.

Y no podía superarlo.

 Así que corrió a Jesús y le dio las gracias.

 Al final encontré el camino de regreso a mi cama esa noche y así, cuando mi cabeza tocó la almohada por segunda vez, era yo ahora la que no podía dormir. Tranquila y sola con mis pensamientos, me preguntaba…

 ¿Cuándo me consumí tanto con mis vanos intentos de autosuficiencia que olvidé por completo la depravación de mi pecado?

 ¿Cuándo fue la última vez que estuve tan abrumada por la idea de la cruz que simplemente.no.pude.soportarlo?

¿Cuánto tiempo había pasado desde que me encontré con Jesús para darle las gracias, sencillamente porque yo estaba completamente sobrepasada por la gracia?

“Jesús le preguntó:” ¿No eran diez los que quedaron limpios? ¿Dónde están los otros nueve? No ha regresado nadie para dar gloria a Dios sino este extranjero? “~ Lucas 17:17-18

 

Dios, ayúdame a reconocer lo que soy… una pecadora que necesita desesperadamente un Salvador.

 Dios, ayúdame a reconocer lo que Jesús dio… su propia vida en rescate por muchos.

Dios, ayuda a tu gracia que me consuma, lo que yo nunca, nunca superaré.

 Dios, ayúdame a ser del 10% agradecido.

 Uno de ellos, al ver que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios en alta voz. Se arrojó a los pies de Jesús y le dio las gracias… “~ Lucas 17:15-16

 A sus pies,

Image

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Advertisements

2 Replies to “EL (AGRADECIDO) 10%”

  1. Es hermoso, hace unos meses experimente lo mismo! Mi hija de 15 años una mañana de domingo llego hasta mi, (había estado llorando) Dios le mostró su pecado, que Jesus había muerto en su lugar, su pecado llevo a Jesus a morir, Dios le salvó y estaba feliz y agradecida !
    Gloria a Dios!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.