Es hora de pelear

Somos llamadas a pelear la buena batalla (1 Timoteo 6:12), a ponernos la armadura hecha por Dios (Efesios 6) y a entrar en la batalla entre la luz y la oscuridad (2 Corintios 10:3-6), entre el diablo y sus seguidores y Cristo y los suyos (Apocalipsis).

 

En Efesios 6 Pablo nos da la lista de la armadura que debemos llevar puesta. Tenemos el cinto de verdad y la coraza de justicia. Los zapatos nos dan la ligereza de movimiento que viene de conocer el evangelio. Y tenemos la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Para defendernos y mantenernos a salvo necesitamos todo esto, además del escudo de la fe y el yelmo de la salvación. Nuestra armadura espiritual nos da la confianza de enfrentar lo que sea que el enemigo quiera lanzarnos.

 

La pregunta que debemos hacernos es “¿Contra qué estoy luchando exactamente?”. Satanás es el padre de mentira, va a atacarte de forma sutil, engañándote casi sin que te des cuenta. Aquí hay algunas batallas para las que debemos estar preparadas:

 

1. La batalla contra nuestra naturaleza pecaminosa

 

Debemos estar en la Palabra de Dios constantemente para aplacar nuestros deseos pecaminosos. Todas luchamos con egoísmo, impaciencia y falta de perdón (sólo por nombrar algunos).

 

¿Cómo luchamos en contra de nuestra propia naturaleza pecaminosa?

 

Debemos examinarnos regularmente para saber exactamente en qué áreas estamos luchando. Tenemos que arrepentirnos de esos pecados y ver a Jesús como Señor y conquistador sobre nuestros pecados. También es de mucha ayuda vivir en comunidad con otros creyentes que pueden animarnos y corregirnos.

 

2. La batalla contra el mundo

 

Día tras día somos atacadas por las mentiras que vienen del mundo:

“Estás demasiado gorda”

“Tus ropas están pasadas de moda”

“Tu casa no está bien decorada”

“Necesitas más cosas materiales para ser feliz”

“Si no eres feliz en tu matrimonio, vete”

“Es malo hacerse viejo”

“Olvida la responsabilidad, sólo diviértete”

 

Somos tentadas continuamente a creer las mentiras del mundo. Tenemos que poner la aprobación de Cristo por encima de la aprobación del hombre para no comprar las mentiras a las que somos expuestas cada día.

 

¿Cómo luchamos contra el mundo?

 

Debemos asegurarnos de que estamos cimentadas en la Palabra de Dios y ver las cosas como realmente son. La única manera en la que podemos detectar las mentiras del mundo es estando seguras de la verdad de la Escritura, en la que vemos la excelencia de Jesús, la belleza de Su Reino y la esperanza futura para el pueblo de Dios.

 

3. La batalla en contra de Satanás

 

Satanás es muy real y desea destruir a aquellos que aman a Jesús. Quiere crear en nosotras debilidad y duda a través del engaño, la manipulación y la tentación. Una de sus estrategias favoritas es hacernos dudar del amor de Dios y nuestra aceptación por medio de Jesús.

 

¿Cómo peleamos en contra de Satanás?

 

Santiago nos dice que nos sometamos a Dios para resistir al diablo y que Satanás huirá de nosotras. Debemos recordar también que no hay que temer. El diablo no es nuestro amo. No tiene autoridad sobre ti. Aférrate a las verdades que encuentras en la Escritura y Satanás no será capaz de engañarte con sus mentiras.

 

Para nuestra batalla, por tanto, es imprescindible que conozcamos bien la Palabra de Dios. Es ella la que nos hará soldados efectivos para Cristo y la que nos ayudará a fortalecernos en el poder de Dios para poder pelear.

 

Mirando a Jesús,

 

Jen – GoodMorningGIrls.org

Anuncios

2 thoughts on “Es hora de pelear

  1. Respecto a la importancia de usar la coraza y en concordancia en cuanto a nuestra batalla contra lo que el mundo dice es de vital importancia saber que la verdad de Dios está cada día a nuestra disposición por medio de su palabra y que allí encontramos que somos completamente AMADAS Y ACEPTADAS por ÉL, que esa verdad sea nuestra coraza; ya que JUSTIFICADAS por medio de Jesucristo somos ACEPTAS en el amado y aunque el mundo constantemente nos “bombardea” en nuestra confianza, valía , sentimientos y emociones, la coraza de saber que somos ACEPTADAS por ÉL, nos ayudará en nuestro caminar diario. La aprobación de Dios es la coraza que protege nuestros corazones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s