Guiando a nuestros hijos al Reino de Dios

tricia goyer

Durante miles de años, los judíos supieron una cosa: Su tierra era la tierra prometida, tierra Santa. Ellos eran el pueblo escogido por Dios. Amaban a Dios de forma reverente, pero Dios ideó un plan para acercarse, para acercarse más de lo que ellos jamás podrían imaginar.

Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros. Pero esto sabed, que el reino de Dios se ha acercado a vosotros.” Lucas 10:11

El polvo que los discípulos sacudían de sus pies podía considerarse tierra santa, porque vivían en “el país de Dios”. Así que, ¿qué significaba saber que “el reino de Dios se había acercado?”

Este fue un punto de quiebre en la historia. El reino de Dios se transfiere de un pueblo favorecido y de una tierra sagrada a un hombre: Jesús.

Si pudiéramos guiar a nuestras familias a una verdad solamente sería esta: Jesús vino a la tierra para que nosotros pudiéramos ir al cielo.

Cada uno de nosotros tiene un ego que no nos permite volvernos hacia otros – hacia Dios – en busca de ayuda. En nuestro libro Guía a tu familia como Jesús, Ken, Phil y yo hablamos sobre exaltar a Dios solamente. Eso es lo que Jesús hizo y lo que nosotros debemos hacer como padres.

Volvernos a Dios mientras tratamos de tragarnos nuestro ego y admitir que no podemos hacerlo solas. Aunque era Dios, Jesús no mostró orgullo. En lugar de eso, dependía de Dios el Padre como Su fuente para todo – incluyendo Su autoestima y seguridad.

Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis. No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.“ Juan 5:19, 20-30

¿Dejas que el reino de Dios se acerque en tu vida diaria? ¿Das la bienvenida a Dios en cada parte de tu día? ¿O tu ego te impide pedir ayuda?

Depende de nosotras mostrar a nuestros hijos cómo dejar que el reino de Dios se acerque. Porque nosotras como mamás, guiamos, y nuestros hijos, nos siguen.

Querida mamá,
Importas más de lo que crees. Lo que crees será pasado a tus hijos. Lo que haces, será mostrado. Dar con todo tu corazón moldea el corazón de tu hijo para Dios. Y cuando tus hijos te ven buscar a Jesús… ellos aprenderán a hacer lo mismo.

¡Comparte con nosotras! ¿De qué formas prácticas estás guiando a tus hijos hacia Dios?

 

Tricia Goyer, GoodMorningGirls.org

 

Traducido por Edurne Mencía

Anuncios

4 Replies to “Guiando a nuestros hijos al Reino de Dios”

  1. Debemos enseñar a nuestros hijos ajar y adorar a Dios por sobre todas las cosas, buscarle dia a dia, momento a momento,siempre, en nuestras fuerzas nada podemos hacer, con El somos mas que vencedores y su voluntad y propositos en nuestras vida se cumpliran.no importa si caemos El nos da su mano amorosa para levantarnos y seguir.

  2. Todas las noches mis dos hijas Lissa de 14 años y Carolina de 18 leemos un devocional. Ellas desde hace 11 años han visto el gusto que tengo por darles a los niños lecciones Biblicas. Honor y gloria a Dios!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s