Toma tu Cruz

Image

¿Alguna vez te has Escondido de tus hijos para poder tener un poco de paz y silencio, para leer unas cuantas páginas de un libro, o revisar su correo electrónico o facebook en tu teléfono? No sé si tu, pero yo puedo ir a las grandes longitudes para mantener mis deseos egoístas, agendas y planes. Me he escondido en baños, dormitorios, bajo las cobijas, detrás de las puertas, el garaje, e incluso me apretó contra la pared en el cuarto de lavar con la esperanza de que no me encuentren. Ser encontrado significaría responder a una pregunta más, salir de un bocado más, arbitrando un argumento más, o cambiar un pañal más. Peor que eso, he tenido rabietas temperamentales espirituales y fiestas de lastima hacia Dios cuando mis planes no salen como yo quería.

En el capítulo 9 de Lucas encontramos algunas duras palabras de Jesús acerca de lo que significa ser un discípulo de Cristo. Se trata de la abnegación, el sufrimiento, y siguiendo el ejemplo de Jesús.

1. Negarse asi mismo

“Si alguien quiere venir en pos de mi, niéguese así mismo…”

Este es un llamado a dejar todas las partes de nuestras vidas por Jesús y otros.

“Negarse así mismo consiste en la renunciación voluntaria de todo en lo que es consistente con la gloria de Dios y  el mayor bien de nuestros semejantes” Gardiner Spring

Esto no significa que rechacemos el descanso, placer o comodidad. Todavía podemos disfrutar de un buen libro o programa de televisión. Pero significa decir que no somos los primeros. ¿Crees eso? ¿Puedes decirlo? “Yo no soy el primero.” Negarnos a nosotros mismos significa poner a Dios por encima de todo lo bueno en nuestras vidas. Pero negarse a sí mismo también significa servir a los demás en cualquier papel que Dios nos ha colocado.

2. Llevar la cruz

Cuando Cristo nos dice que debemos tomar nuestra cruz y llevarla, se está refiriendo al sufrimiento. Tratándose de personas extranjeras en esta mundo y seguidores de Jesús vamos a sufrir por nuestra fe. En un nivel más alto esto puede parecerse a la persecución y en un nivel inferior esto será la dificultad de tratar de vivir una vida santa en un mundo caído. Podemos experimentar el ridículo o burla de los demás, por  lo que creemos. Sin duda, se sentirá la atracción de la carne para seguir el pecado en lugar de la justicia y tendremos a Satanás tratando de susurrar mentiras a nosotros para hacernos que le demos  la espalda a Cristo.

Lo creas o no el llevar nuestra cruz, el sufrimiento que padecemos en diferentes maneras, son para fortalecer nuestra fe, crecer en justicia, hacernos confiar en las promesas de Dios y purificar nuestro Corazón. (Santiago 1:2-4; Tito 2:14)

Tu cruz es preparada y determinada para ti por el amor divino,

y debes de aceptarla alegremente.

Debes de tomar la cruz como tu insignia y carga escogida,

      y no para  cavilar de pie en ella.  Jesús nos invita a presentar nuestro

hombro para su yugo fácil.  No  hagas. . .
patear a él en petulancia,
o pisotearla en el orgullo,
o caer debajo de ella en la desesperación,
o huir de él con miedo;
pero tomarlo como un verdadero seguidor de Jesús!- C. H. Spurgeon

3. Sígueme

Jesús no quiere que vivamos la vida sin rumbo, confundiendo nuestro camino a través de nuestras pruebas y circunstancias difíciles. En su lugar, nos llama a seguirlo. En primer lugar, se trata de un llamado a la fe y el arrepentimiento. Negar nuestro viejo maestro (el pecado) y seguir a nuestro nuevo maestro (Cristo). Es un llamado a la salvación. Pero este llamado a seguir a Jesús no termina con nosotros recibir un nuevo corazón y el perdón de los pecados. Debemos continuar para seguir a Jesús en nuestra lucha por nosotros mismos para derramar su gloria y el bien de otros. Es un viaje en curso del amor, la bondad, la paciencia, la misericordia y la justicia. Estamos llamados a caminar en humildad, a perdonar a los demás y ser un pueblo de la gracia. La única manera de saber cómo vivir así es conociendo el ejemplo de Jesús, y experimentar su poder.

Esta vida de abnegación, el sufrimiento y seguir al Señor no es sólo para los súper santos. Es el llamado a todos los que han sido redimidos por la sangre del cordero. No hay manera de que alguien pueda vivir así por su cuenta. Dios sabía esto y ha prometido el poder, el estímulo y la ayuda del Espíritu Santo. Con un ayudante que no fallará.

Así que la próxima vez que estés tentado a ocultarte de tus hijos porque están siendo difíciles o exigentes ese día, o te sientes tentado a quejarte de una petición de tu marido, o simplemente quieres hacer tu propia cosa, recuerda que un verdadero discípulo se niega a sí misma, toma su cruz y sigue a Jesús y encontrará gozo.

 Mirando hacia Jesús,

Image

Anuncios

4 Replies to “Toma tu Cruz”

  1. Tenemos q sobreponernos a los afanes de cada dia que nos roban el tiempo y las energias para poder cumpl ir con nuestro llamado. Debemos continuar nuestro camino venciendo todo obstaculo q aparece en el camino, con calma, tolerancia y la confianza de que El Senor esta con nosotros en todo tiempo y momento. Recordemos su trayectoria cargando la cruz, no se quejo, llego hasta el final. Eramon nosotros los que teniamos q estar alli. Nuestra cruz es liviana.Tenemos su Koach (su fuerza) para llevar a cabo lo q nos fue encomendado. Nuestro socorro viene de Jehova que hizo los cielos y la tierra. Alabado sea mi Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s