Orando como Jesús

Image

Pero Jesús se retiraba a orar a lugares donde no había nadie. Lucas 5:16

Cuando mis hijos estaban mas pequeños oraban por todo. Le daban gracias a Dios por el baño y le pedían que arreglara sus muñecas. No tenían pena de acercarse a Dios con cualquier cosa pequeña que se les pasara por la mente o les pasara en sus vidas. Pero parece que entre más mayor nos volvemos menos traemos a Dios. Para cuantos de ustedes la oración está reservada para la cena, crisis, y tal vez para acostarse a dormir. Yo lo se, he estado allí.

La oración debería de ocupar un lugar mucho más grande en nuestras vidas, y podemos ver el porqué en Lucas 5. Allí no solo vemos a Jesús orando, pero vemos que era su hábito, y su necesidad. Vemos que él se retiraba a solas para pasar tiempo con su padre en varias ocasiones a través de los Evangelios. El hace esto para comunión con el Padre, para fortaleza, y aun para ayuda. Y si Jesús necesitaba orar, créelo que nosotros lo necesitamos más.

El lugar que toma la oración en nuestras vidas es realmente un comentario de cómo nos vemos a nosotros mismos, nuestras circunstancias, y Dios.

Una persona que valora la oración la hará parte prominente en su vida porque entiende que no pueden hacerlo solos, lo que sea. Saben que no son suficientemente sabios para tomar decisiones por su propia cuenta, y no son suficientemente fuertes para manejar las circunstancias en las que están sin la asistencia divina. Oraremos cuando entendemos que no somos suficientemente espiritualmente para crecer en santidad por nuestra propia cuenta. Una mujer de oración es por eso humilde.

Por otro lado si la oración no es una parte principal en nuestras vidas estamos diciendo básicamente que no necesitamos la ayuda de Dios. Creemos que podemos descifrarlo en nuestra propia cuenta. Significa que estamos buscando respuesta, comodidad, y fuerza en alguna otra parte en nosotros, o en el mundo. Una mujer sin oración es orgullosa, y en un sentido práctico ateísta.

La oración demuestra que reconocemos nuestra dependencia en Dios. Muestra que entendemos que Dios sostiene todo el poder mientras que nosotros no tenemos ninguno. Que él tiene toda la sabiduría que nosotros desesperadamente queremos y que en gracia el extiende comodidad a aquellos que están heridos, en depresión y confundidos.

Jesús, en su humanidad,  no estaba por encima de necesitar ayuda y el consuelo de su padre. Aquí están algunas observaciones:

1. Jesús tomo tiempo para apartarse y orar aun cuando había trabajo que hacer y gente esperando por él. El tenía puesta sus prioridades. (Marcos 6:45-46).

2. Jesús fue acosado con tentación (Lucas 4) y ataques espirituales. El confiaba en su Padre y el Espíritu en oración para poder soportar las dificultades, sufrir así (Lucas 22:39-46).

3. Jesús encontró gracia en los tiempos de oración. Fue durante la oración que el encontró comodidad, refrigerio, y descanso de las demandas que estaban a su alrededor.

Tú tienes una agenda ocupada, semanas difíciles, personas que dependen de ti, decisiones que tomar, guerra spiritual la cual tomar parte, y circunstancias difíciles para perseverar. Esto significa que necesitas seguir el ejemplo de Jesús y buscar la ayuda del Señor en oración.

Pero no solamente has sido llamado a imitar a Jesús en todo esto. La verdad grande del evangelio, es que el Espíritu nos ayuda a orar cuando las palabras fallan, Jesús ora por nosotros, y cuando fallamos en la oración tenemos su justicia que lo cubre. Así que, ¿por qué no oras?!

Seamos prácticos aquí. Si usted va a crecer en la oración lo que necesita saber y hacer son ciertas cosas.

Saber que Dios siempre escucha tus oraciones y las recibe calurosamente a través de su hijo. (Salmos 116:1; Hebreos 7:25)

Saber que Dios está listo para darle buenas cosas a aquellos que le piden (Mateo 7:11)

Saber que Dios responde a la oración con la mejor posible respuesta (aun si es lo opuesto de lo que le hemos pedido).

Dedica tiempo para orar. Al igual que Jesús, has de este un hábito. Incluso unos minutos a solas para buscar al Señor y su gracia es suficiente.

Toma  la oportunidad de orar con tu familia y amigos. Ocasiones son más abundantes de lo que a menudo nos damos cuenta. ¿Está tu amigo herido o tiene miedo? Tome el tiempo para orar con ellos! ¿Te siente ansiosa o enojada? Pregúntales a tus amigos que oren contigo y por ti.

Ora las Escrituras. Especialmente los Salmos. Encontraras dirección y el aliento al hacer esto. Además tienes la alegría añadida de escuchar la palabra de Dios en el proceso.

Hacer uso de herramientas. Me gusta el valle de la visión. Es una colección de bellas oraciones, saturados teológicamente de las escrituras y ricas en  las Escrituras. Usted las puede utilizar como una guía, o incluso orar por ellos durante todo el día.

Recuerda, Dios no sólo te llamo para orar. El te invita a orar. Él te ofrece su gracia en la oración. Él acepta tus oraciones imperfectas con gran alegría porque tú eres en Jesús y en lo que son perfectamente aceptables. Tu esperanza en la vida no es que vas a orar más y mejor, sino que Dios siempre te escucha y está dispuesto a ayudar. Tu esperanza está en Dios. ¿Por qué no hablar con él ahora?

 “Ora todo el tiempo y en toda ocasión.” Efesios 6:18

Mirando a Jesús,

Image

Traducido por Larissa Zelaya Barragan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s