Cómo vivir como Jesús

 

Image

He estado sentada aquí durante horas literalmente, tratando de conseguir tener este articulo escrito…

Escribiendo las palabras, luego borrándolas.

Leyendo y orando y leyendo los versos una y otra vez.

Escribiendo más y borrando más.

Tengo palabras en mi corazón que están teniendo problemas para salir… noches como la de hoy tienden a convertirse en mañanas tempranas para mí.

 Verás, esto de bitácora digital/ciberdiario o publicaciones en linea (blogging) es una lucha para mí. Yo no soy una escritora natural. Normalmente las palabras no fluyen en mí con mucha facilidad. Yo lucho con ellas, oro por ellas y pido a Dios que sólo hable a través de mí.

No soy más que un vaso.

Hay tantas cosas en mi corazón que me gustaría compartir acerca de Lucas, capítulo 5, pero el punto más importante que veo es el amor y la compasión de Jesús por todos los diferentes tipos de personas que Él encontró:

  • El leproso
  • El paralítico y sus amigos
  • Los fariseos
  • Los recaudadores de impuestos

Si realmente queremos “vivir como Jesús”, tenemos que estar dispuestas a codearnos con personas que son diferentes a nosotras.

 

Tenemos que estar dispuestas a extender la mano y tocar a aquellos que están sufriendo.

Tenemos que extender palabras de aliento y dar abrazos de compasión generosamente a aquellos que están sufriendo, quebrantados y desanimados.

Tengo una vida que vivir y quiero diariamente dársela a quien Dios escoge poner en mi vida para ese día en particular.

 

Desde el momento que tomo mi primer aliento, el reloj que hace tictac numerando mis días, comienza.

Quiero que todos los días importen.

Los días buenos y días malos… Quiero que todos importen.

Se me ha dado esta hermosa vida… quiero contar, quiero darle la gloria a Dios.

Quiero vivir mi vida como Jesús… para Jesús.

Quiero amar a la gente de la forma en que Él ama a la gente.

Quiero verlas de la forma en que Él las ve.

Quiero tener la misma compasión que Él tiene con las personas.

Quiero llorar con los que lloran y regocijarme con los que se regocijan. (Romanos 12:15)

Con la finalidad de ser más como Cristo…. tengo que ir a donde Él va. Incluso si eso significa el “otro” lado del carril…

Me tengo que asociar con aquellos con quienes Él fue asociado…

Jesús vino por los que sufren, los perdidos… ¿no estoy llamada a alcanzar a la misma gente?

Vivir como Jesús significa salir de mi zona de comodidad.

Significa: “codearme” con los que siento que no tengo mucho en común.

Significa extender la mano y tocar los “leprosos” en mi vida… y darme cuenta de que tengo mucho en común con ellos.

Todos estamos necesitando un toque de nuestro Salvador.

Todos necesitamos saber que Él está dispuesto…

Dispuesto a recorrer este camino recto y estrecho con nosotros.

Dispuesto a ayudarnos a buscar Su rostro cada día.

Dispuesto a perdonarnos los días en que hemos fallado.

Dispuesto a extender, la gracia, el amor y la compasión a nosotros igual que lo hizo con los que hemos leído esta semana.

 

Verás, todos estamos infectados con el pecado… algunos de nosotros simplemente lucimos los efectos de nuestros pecados más visiblemente que otros, pero no nos engañemos, todos estamos desesperados por un toque de nuestro Salvador.

 

Este Enero pasado escribí mis propósitos para el Nuevo Año 2013 en un diario, esto es lo que escribí:

“Quiero “Vivir como Jesús” este año. A finales de 2013 yo quiero ser más como Cristo de lo que era a principios de 2013… así de simple, esa es mi resolución “.

Quiero amar más, amar más y amar más.

Quiero ver a la gente como Jesús la ve. Con amor, compasión y comprensión.

Si queremos ser como Jesús, tenemos que salir de nuestros “círculos” de comodidad y entrar en los mundos de otras personas.

Como cristiana, yo quiero vivir mi vida como Jesús vivió la Suya… participando plenamente en la obra de Dios sabiendo su propósito y actuar en ella con amor y compasión.

Al leproso, Jesús le extendió la mano y pronunció las palabras: “Estoy dispuesto.” Él no tenía que hacerlo, Jesús pudo haber curado al leproso con sus palabras, pero Jesús sabía que no sería suficiente… Jesús extendió la mano y lo tocó: “Estoy dispuesto…” Entonces Jesús habló palabras de amor y aliento. ¿Estoy llamada a hacer lo mismo? Llegar, tocar a los que están sufriendo en mi vida y luego hablar palabras de amor, compasión y  sanidad.

Mi reto para nosotras ya que nos esforzamos por “Vivir como Jesús” es llegar con amor a los que nadie toca, para verdaderamente “estar dispuestas” a ser las manos y los pies de Jesús en la tierra siendo vigilantes de esos que son desechados por otros.

Unos años más tarde, Jesús, extendió las manos… en una cruz y esta vez a través del sacrificio de su vida dijo… “Estoy dispuesto” una vez más.

¿Cuáles son algunas maneras en las que puedes decir: “Estoy dispuesta” en tu vida?

¿Cuáles son algunas maneras en las que podemos “Vivir como Jesús” esta semana al tratar de ser las manos y los pies de Jesús a un mundo herido?

Image

Ama a Dios grandemente!

Angela  (GMG)

 

Traducido por Joanna Pérez de Merino

 

 

Anuncios

One thought on “Cómo vivir como Jesús

  1. Maravilloso articulo y comparto tu sentir,si queremos ser como Jesus debemos ayudar al necesitado tanto fisica como espritualmente y como dice la apariencia externa puede ser buena pero interiormente. La lepra nos carcome,debemos acercarnos a la gente ver mas alla de lo que miramos. Ser sensibles al dolor ajeno., sin importar de quien se trate., pensar que haria Jesus, oremos porque Dios no llene de misericordia y amor hacia nuestros semejantes., te lo pedimos Señor, Dios nuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s