Frutos de verdadero Arrepentimiento

Image

He aquí un caso reciente en nuestra casa.

“Maaaaaaamiiiiiiii, él no es amaaaaaableeeeeee.”

 “Hijo, dile a tu hermana que lo sientes.”

 “Lo siento” {dijo impertinentemente}

Cinco minutos después y una vez más el mismo escenario se repite… ¿por qué? Debido a que la disculpa no era sincera.

 2 Corintios 7:10 dice:

      “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación,  de    que no hay que arrepentirse;  pero la tristeza del mundo produce muerte.”

 Lo vemos en los programas de noticias. Los hombres y mujeres famosos, actores, cantantes,  políticos, – son entrevistados una vez que han sido atrapados en algún tipo de inmoralidad. Para ayudar a su imagen, admiten sus errores, dicen que están viendo un consejero que los ayude (o han admitido que van a rehabilitación) y dan una disculpa formal pública. El mundo les aplaude.

 Pero este dolor mundano que proviene de ser descubierto y el deseo de limpiar su reputación conduce a la muerte. El dolor que es según Dios produce arrepentimiento y lleva a la salvación y a la vida. En la lectura de hoy, Juan da a las multitudes formas aplicables en las que pueden mostrar su fruto de arrepentimiento en la vida diaria.

 Lucas 3:10-14

Y la gente le preguntaba,  diciendo: Entonces,  ¿qué haremos? Y respondiendo,  les dijo: El que tiene dos túnicas,  dé al que no tiene;  y el que tiene qué comer,  haga lo mismo. Vinieron también unos publicanos para ser bautizados,  y le dijeron: Maestro,  ¿qué haremos?  El les dijo: No exijáis más de lo que os está ordenado. También le preguntaron unos soldados,  diciendo: Y nosotros,  ¿qué haremos?  Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie,  ni calumniéis;  y contentaos con vuestro salario.

 A primera vista, es difícil ver cómo dar una camisa o alimentos es fruto de arrepentimiento. Pero en nuestra naturaleza humana: todos somos egoístas. Cuando seguimos los dos grandes mandamientos de Dios (amar a Dios y amar al prójimo), podemos ver que lo que damos a nuestro vecino es prueba de que somos un hijo de Dios.

 El recaudador de impuestos le pregunta qué es lo que debe hacer y Juan le dice que no sea codicioso, lo cual es algo que eran todos los recaudadores de impuestos que no habían sido regenerados. Luego, el soldado le pregunta y Juan le dice que tener integridad y estar conforme. Una vez más, esta es una prueba que eran seguidores de Dios. Cuando el recaudador de impuestos y los soldados empezaran a vivir como Juan les dijo que hicieran – otros notarían que estos hombres habían sido modificados por el encuentro con Jesús.

 Pocas veces hablamos de arrepentimiento en nuestra cultura moderna. Eso no es algo que debemos decir abruptamente, a amigos y familiares, pero ellos deben de ver por el modo en que vivimos que nos hemos arrepentido de nuestro pecado. Otros deben tener en cuenta que nuestras vidas han sido cambiadas por nuestro encuentro con Jesús.

 El evangelio de Lucas llega a una conclusión en el capítulo 24. Jesús dice en el capítulo final:

  46 y les dijo: Así está escrito,  y así fue necesario que el Cristo padeciese,  y resucitase           de los muertos al tercer día; 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en    todas las naciones,  comenzando desde Jerusalén.

 Este es el Evangelio.

** Nota: ¿cómo pueden otras personas ver fruto de arrepentimiento en tu vida? Por favor, comparte tu testimonio de arrepentimiento en la sección de comentarios – nos encantaría oírte y animarnos.

 

Caminando con el Rey

 

 GMG

 

 

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Advertisements

2 Replies to “Frutos de verdadero Arrepentimiento”

  1. Creo que el salmista bien lo resume en el versículo 37:7
    ” Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre”
    cuando existe en nosotros verdadero arrepentimiento, Dios mismo se encarga de limpiarnos, de hacernos aceptos a Él. Crea en nosotros una especie de alarma – el Espíritu Santo-, que nos indica cuando algo no es bueno para nosotros, para nuestro crecimiento espiritual, y otras veces, estamos sometidos a prueba, para ver si somos capaces de sostener nuestro pacto con Él. Aún así, Él mismo nos provee la salida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.